En un momento en el que los riesgo de la Eurozona - deflación, Grecia o la caída de los bonos- están presentes, Nicolás Doisy, economista y estratega senior de Amundi AM nos habla de ellos. 
 ¿Cree que hay riesgo de deflación en Europa?

 Existe el riesgo de que el dinero acabe básicamente en los mercados, como estamos viendo, y el motivo es que la banca de la eurozona no se ha reestructurado lo suficiente aún. Así que básicamente el riesgo es que, dado el abaratamiento del coste de la financiación de los bancos, como pretenden sanear sus balances, no se transmita al cliente final. Se trata de un riesgo importante, si bien sólo en la medida en que no se está arreglando lo que respecta a la banca.

En octubre se anunció la unión bancaria y la adopción de medidas correctivas para solucionar la situación bancaria, por lo que el dinero debería llegar a la economía real, aunque lleve un tiempo, al menos un año, otro año, antes de que veamos realmente llegar el dinero a la economía real.

¿Cree que es posible que se alcance la paridad euro/dólar este año?

 No creo que sea el escenario más probable, aunque es una posibilidad. ¿Por qué? Sencillamente porque perjudicaría a China en particular y su situación actual es delicada. China está atravesando una crisis financiera que en cierta medida nos recuerda a lo ocurrido en Estados Unidos hace siete años. Quiero decir, que si el euro sube, el yuan, la moneda china, se devaluaría; porque está vinculada al dólar. Así, en cierto modo existen motivos para que el euro no caiga mucho más, porque perjudicaría a Estados Unidos y a China, por lo que no es nuestro escenario central.

 ¿Qué espera de la crisis griega?, ¿Cree usted, como Alan Greenspan, que Grecia debería dejar la eurozona?

 Por desgracia creo que existe ese riesgo, pero sería una salida accidental más que voluntaria. Quiero decir que las negociaciones están estancadas actualmente, básicamente por razones políticas y porque ninguna de las dos partes sabe cómo salir de este punto muerto. Por tanto, como resultado de un accidente, sí creo que es posible que Grecia abandone la zona euro. Pero si tenemos en cuenta el coste que tendría para Grecia y para la Eurozona, y para el resto del mundo, no creo que sea el escenario más probable. Recordemos que hace dos meses el Secretario del Tesoro americano afirmó que su país seguiría implicándose en las negociaciones y que en ningún caso querrían que Grecia abandonase la zona euro, aunque sólo fuese por las tensiones que generaría. Por tanto, tampoco pienso que sea el escenario más probable.

¿Es posible que se mantengan las rentabilidades negativas de la deuda de algunos países europeos?

 Sí, por desgracia, y por varios motivos. En primer lugar, como he explicado, la solución tardará tiempo en reflejarse en la economía por la necesidad de arreglar la situación de la banca. Por tanto, en cierto modo, es tiempo perdido y cuanto más tiempo pase mayor será el riesgo. Ahora bien, la alternativa serían unos rendimientos incluso más negativos de la deuda soberana en el futuro. Así que, en cierto modo, tenemos que elegir entre lo malo y lo peor, y siempre es preferible lo malo. Pero sí, es muy posible.

¿En España también?
- En España también, por supuesto, porque está en la misma cesta que otros países, aunque no tiene nada que ver con España de forma específica. Tiene que ver sobre todo con la situación de las economías del sur de la Eurozona. Y también se debe a la lentitud de la respuesta política.

¿Cómo afectaría la subida de los tipos de interés estadounidenses a esta región?

- No pensamos que se vaya a producir aún una subida de tipos en Estados Unidos.