Simon Fasdal, jefe de renta fija de Saxo Bank, analiza las oportunidades de inversión en el mercado de renta fija, un mercado que el experto reconoce que últimamente no ha funcionado como activo refugio, pero puede ser utilizado a nuestro favor para los inversores. 

¿Cree que existe burbuja en renta fija y está apunto de implosionar por el aumento de las TIRes de los bonos y la subida de la inflación?
Sí es correcto. Hay expectativas de que las políticas de Trump van a traer más inflación al mercado. Hay que recordar que a esas alturas, seguimos hablando de expectativas. También deberíamos centrarnos en la inflación global y los riesgos de mayor inflación global. En este contexto, seguimos en niveles muy  bajos, hay muchos factores que apuntan a este dirección: como son los niveles más altos en los precios de algunas materias primas. Y un gran factor, que es que, mientras el precio del crudo se mantengan por debajo de 50$, creo que sí veremos una mayor inflación, justificando los altos rendimientos que estamos viendo, pero también creemos que el crecimiento será moderado ya de cara a los próximos meses.

Las rentabilidades de los bonos europeos están subiendo ¿podríamos esperar cambios en el QE del BCE?
Sí, creo que podemos esperar ciertos cambios en la política del BCE. En Europa seguimos en una situación en la que nos gustaría tener una curva de rendimiento bastante baja, por lo que si empezamos a ver un cambio en los rendimientos europeos, el BCE continuará comprando lo que estamos viendo ahora, pero también expandiendo su programa, no en gran medida, pero veremos cierta expansión en los próximos mes.

Ustedes han destacado el valor de los bonos de países emergentes pero, ¿el cambio político en EEUU les resta valor y añade riesgo?
Desde principios de año hemos sido alcistas en merados emergentes. Hemos visto ciertos rallies sostenidos en el mercado de bonos emergentes, por lo que en este sentido si, hemos sido positivos. Pero ahora estamos en un escenario diferente. En primer lugar, por supuesto, el efecto de Trump no es positivo, el efecto inicial es un poco negativo como hemos visto, pero también deberíamos ver, al menos por ahora hemos visto altos rendimientos, y creo que pueden continuar por algún tiempo. En segundo lugar, estos bonos empezarán a ser atractivos de nuevo, especialmente ya que seguimos teniendo rendimientos extremadamente bajos en Europa, y también porque la curva de rendimiento de EEUU, a pesar de ir al alza, sigue habiendo más valor relativo en muchos de los países de los mercados emergentes. Además, un dólar más fuerte (no demasiado fuerte, pero sí algo más fuerte) actualmente ayuda a los mercados emergentes en muchos sentidos, de cara a las exportaciones hacia EEUU. Además, un mayor crecimiento beneficiará a los emergentes, por lo que no sería bajista en mercados emergentes, para ser honestos, soy ligeramente alcista porque creo que veremos gran parte del crecimiento venir de estos mercados, y también hay que recordar que dos de los principales mercados emergentes, Rusia y Brasil, han tenido poco crecimiento en los últimos años, y creemos que ambos volverán a datos más positivos en 2017.

¿Dónde ve valor en el mercado de bonos para los próximos meses?
 Estoy algo preocupado por la curva de rendimiento europea, por lo que seguiría evitando los bonos gubernamentales de mayor madurez, donde hemos visto rendimientos muy bajos. El valor para los inversores lo podríamos encontrar cuando nos acerquemos al final de cuarto trimestre de este año y principios del primer trimestre de 2017 en bonos gubernamentales y bonos emergentes, pero reduciría la madurez de dichos bonos y me centraría en los bonos de 3-5 años, que creemos que tienen un buen riesgo/valor para los inversores.

¿Sigue siendo la deuda un activo refugio?
Como hemos podido ver durante las últimas emanas tras la victoria de Trump, la renta fija no ha sido un activo refugio, ya que hemos visto ventas masivas, justo lo opuesto al mercado de renta variable. Pero los inversores saben que hay una buena correlación actualmente entre la renta fija y la renta variable y que puede usarse. Mientras veamos a la renta variable ir algo lejos, creo que es hora de centrarse en el mercado de bonos y en este momento tenemos una buena ventana abierta para un mejor punto de entrada porque los rendimientos se encuentran en niveles altos. Aunque la inflación es un poco alta, pero no es un problema todavía. En este contexto, creo que veremos valor en renta fija, pero también algo de activo seguro en nuestra cartera.