Juan Manuel Mazo, gestor del fondo de Abante Asesores Maral Macro, repasa la actualidad de los mercados en una entrevista para Estrategias de inversión. 

¿Grecia está dando señales de querer andar en la senda dibujada por el BCE?
“La realidad es que Grecia está quebrada desde el primer rescate. Las cosas no se están resolviendo todavía porque están esperando que se celebren las elecciones en España. Básicamente, cualquier solución como una especie de apoyo a Syriza e indirecto, a Podemos. Lo que Europa está tratando de hacer es desmontar cualquier poder que pudiera tener Syriza.

Se resolverá en el futuro como se ha resuelto hasta ahora: con una patada hacia adelante que no resuelve nada. Antes era la banca alemana y la francesa los propietarios de los bonos griegos, ahora lo somos todos los europeos. Europa estaría mucho mejor sin Grecia en el euro porque no tienen una disciplina fiscal y económica que les permita salir de esta situación”.

¿Realmente afectarán las elecciones a los mercados?
“Las elecciones de este domingo son una especie de aperitivo de lo que puede pasar en noviembre. Va a ser mucho menos de lo que se preveía hace unos meses, se desinflarán algo Podemos y Ciudadanos. Lo que es verdad es que no va a haber tantas mayorías absolutas como las que hay en el momento actual, necesitando más pactos”.

¿Ve burbuja en renta fija?
“Absolutamente. La única razón de que en Europa los tipos estén donde están es que el BCE vaya a comprar un trillón de euros de esos bonos. En realidad, es algo poco ético. Ahora el gran cliente (de compras) es el BCE como lo han sido otros bancos centrales. Por supuesto que hay una burbuja en la renta fija y las rentabilidades de los bonos no compensan en absoluto el riesgo que suponen, sobre todo los periféricos.

El bono alemán está muy caro a 0,57%, pero es el único país que tiene las cuentas cuadradas, es decir, sin una explosión de la deuda pública en los últimos años. Un 1,70% en el bono español a 10 años yo no lo compro ni loco y lo sigo manteniendo. Las cosas pueden estar alejadas de su valor mucho tiempo”.

¿El BCE ‘aguantará’ hasta septiembre de 2016 comprando deuda? ¿Le quedará margen de compra?
“Depende de los datos que vayan apareciendo. Si sube la inflación no tendrán más remedio que dejar de hacerlo antes. No preveo una subida fuerte de la inflación, pero sí que es posible que el QE tenga que acabar antes de la fecha. De lo contrario, si la inflación no sube, el BCE seguirá dándole a la máquina de manera indefinida.”

¿El BCE ha echado por tierra la ilusión de los ahorradores europeos al reducir a cero la rentabilidad de los depósitos?
“De lo que hablamos realmente es de la represión financiera, es decir, estamos penalizando el ahorro y premiar el endeudamiento. Los bancos centrales se han convertido en los bomberos pirómanos. Nunca me ha gustado que me fuercen a prácticamente nada y los bancos centrales están forzando a los ahorradores a tener una curva de riesgo mayor, pero ¿por qué? La gente debe ser libre para poder estar donde quiera.”


Entonces, ¿cuál es la alternativa para los ahorradores?
“La alternativa es el cash. Pensaba, de manera equivocada, que el BCE no iba a hacer el QE por la oposición de los alemanes… pero ahora los activos están caros o carísimos derivados de la política de los bancos centrales y tener cash es una alternativa muy buena.

La suma de cash y paciencia generalmente obtiene buenos resultados a medio plazo”.

¿Y la bolsa está cara también?
“Carísima. La bolsa europea, derivado del QE, se ha puesto a precios similares a la americana. Si excluimos la burbuja del año 2.000 (punto.com), la bolsa está en sus niveles máximos de apreciación –más cara- de prácticamente el último siglo entero.

Y esta es una barbaridad más derivada de las políticas expansivas de los bancos centrales”.

¿Espera, entonces, una importante corrección?¿Se sostendrán las bolsas hasta que el BCE deje de comprar deuda?
“Estoy convencido de que habrá una corrección importante en los mercados. Hasta ahora los precios de la RV y RF están soportados por las compras de los bancos centrales…la cuestión es saber cuándo van a parar. En el caso del BoJ podrían no parar nunca porque están absolutamente quebrados… pero la cuestión más importante es la inflación.

Si realmente aparece la inflación, que es uno de los factores que ha provocado el repunte de los bonos, todo el discurso de desvanece y los bancos centrales, no sólo no podrán hacer más, sino que tendrán que retirar parte de los estímulos. Ahí la corrección será muy importante. Todos los activos pueden caer al unísono con la misma ilusión”.