¿Qué ha supuesto el ascenso del Intercity a Primera RFEF?

Es el resultado de un largo año, de mucho esfuerzo y trabajo. Ha sido un ejercicio con muchas emociones, tras salir a cotizar el pasado 28 de octubre, y también un año complicado por todo lo que conlleva y los conflictos mundiales que nos rodean. Pero al final hemos conseguido el objetivo que nos hemos marcado en nuestro modelo de negocio, que es intentar ascender cada año. Para el CF Intercity la Primera RFEF es un empujón importantísimo para conseguir nuestro break even, que es ascender a Segunda División. El paso a Primera RFEF nos fortalece como empresa, refuerza la confianza del inversor y además, nos marca una nueva ilusión de generar otro ascenso hasta llegar al break even, que es el punto en el que nuestro modelo de negocio tocaría esa parte mayor rentabilidad para el inversor. 

¿Se ven ahora más cerca de la Segunda División y de conseguir el break even en menos de 5 años?

Nuestra idea en principio eran cinco años en porque el fútbol es complicado y difícil de poder acertar. Dentro de las empresas hay una parte muy subjetiva que es la suerte, y esa parte es emocionante pero conlleva cierto riesgo. Nuestra función como gestores es intentar disminuir ese riesgo lo máximo posible, y la forma de hacerlo es construyendo el mejor equipo o intentado firmar a los jugadores, técnicos y todo el cuerpo que englobe al mejor equipo mejores para nosotros, en función de estadísticas, de números, tener un control y conocimiento sobre el mercado de deportistas, etc. Pero siempre hay un riesgo. Nuestra estrategia ha sido clara desde el primero momento: invertir, apostar por tener el mejor presupuesto, la mejor estructura, ir creciendo como compañía y darle todos los recursos posibles al primer equipo para intentar tener esa posibilidad de ascenso o estar siempre muy cerca de los puestos de arriba.

El fair play financiero, ¿juega de alguna manera en su contra?

Desde el punto de vista financiero estar en la bolsa nos ayuda mucho, porque es un paso previo al resto de equipos. Somos una empresa pública, una empresa auditada que, aunque no tenemos límite salarial, al final sí que tenemos ese límite con nuestro inversores. Es decir, tenemos que hacer movimientos inversores coherentes y que el inversor lo vea dentro de esa parcela que considera justo y óptimo en nuestra gestión. Por esa parte, sí que es verdad que tenemos que adaptarnos al fair play financiero, pero también es verdad que hemos avanzado un par de pasos gracias a nuestra presencia en BME Growth y creo que eso nos va a ayudar mucho de cara a la próxima temporada.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Más allá de los ingresos del club que provienen de inversión nueva y merchandising, ¿qué otros proyectos para lograr ingresos recurrentes tiene el Intercity?

En nuestra estrategia para los próximos años tenemos tres ramas muy consolidadas: primero, nuestro modelo de ampliación de capital, que es pionero porque somos los primeros como cotizar como entidad deportiva; en segundo lugar, intentar invertir en infraestructuras, ya que el club necesita una ciudad deportiva que poco a poco irá llegando pero hay que dar el paso para tener esa ciudad deportiva lo antes posible, de ahí que estemos trabajando en ello y buscando la inversión necesaria para que ese proyecto tenga viabilidad y rentabilidad para nuestros inversores; y la tercera es el incremento de secciones, ya que somos un club bastante joven y, aunque estamos haciendo las cosas bien tal y como respaldan nuestros resultados, al ser tan joven necesitamos una pieza clave que es la masa social, y, en este sentido, nuestra estrategia es trabajar dando transparencia y confianza al inversor, y sobre todo a nivel local, en Alicante, intentar incrementar secciones deportivas y dar cobertura y soporte del deporte de nuestra ciudad y provincia a deportes más minoritarios y en los que no hay un seguimiento muy potente como puede ser balonmano, tenis.. en los que no a ser que seas muy profesional es muy complicado que veas ese deporte con unas inversiones altas.

Morningstar ha publicado recientemente un informe favorable sobre la acción de Intercity, otorgándole un precio muy por encima del actual. ¿Cómo ha recibido el club esta noticia?

Después del "varapalo" o situación extraña en la que, tras nuestro ascenso, la bolsa actuó de una forma extraña, en nuestra opinión, este tipo de informes estadísticos objetivos nos da a entender que esto ha sido algo coyuntural, es decir, que ha pasado dentro de los cauces normales y que la acción se va a recuperar. Y se va a recuperar haciendo las cosas bien, con una dirección que siga la estrategia marcada óptima, intentado conseguir los objetivos que es el ascenso por año y una serie de medidas para que esos tres pilares comentados anteriormente salgan adelante. Creemos que, a día de hoy, el mercado no está reflejando el valor de la acción, la empresa según nuestros informes debería tener un precio mayor, pero no nos preocupa, son movimientos a corto plazo, no depende de ti sino del inversor, noticias, etc. Pero estos informes nos reconfortan mucho y al inversor, que estaba un poco preocupado por la no subida, también y ven el futuro recorrido de la acción y que con el buen trabajo van a ver rentabilizada su apuesta.

Estrategias de Inversión

¿Cómo valoran este tiempo como cotizada en bolsa?

Una de las principales ventajas es la credibilidad que damos. El hecho de cotizar otorga a una empresa, y sobre todo de fútbol con la historia de escándalos que han tenido algunas, una imagen de seriedad, transparencia, confianza... en la que el inversor y aficionado se siente a gusto. Por otra parte, tenemos los instrumentos financieros; somos el único club de fútbol que con una ampliación de capital puede incrementar el dinero que entre en tesorería para desarrollar la empresa, expandir, invertir, etc. con la opción de que el inversor puede salir en cualquier momento, generando una liquidez. Creo que la liquidez en este sector es la clave, al final el inversor se siente cómodo invirtiendo cuando hay mucha liquidez y tiene la posibilidad de salirse cuando quiera. En definitiva, con ello la compañía se puede nutrir y tener los recursos económicos suficientes para poder en ejecución las ideas o estrategias que inicialmente nos planteamos.