El analista y presidente de Yardeni Research ha elaborado un análisis en su blog personal sobre la situación del mercado americano y lo que todo el mundo destaca: las correcciones.
El experto se basa en el recorrido histórico que los índices, en especial el S&P 500 han llevado en los últimos años. En este sentido, destaca que durante 2010, 2011 y 2012 se produjeron algunas correcciones espeluznantes que tuvieron que ver “con los temores a la recaída en de la recuperación económica de Estados Unidos, la desintegración de la zona euro y un aterrizaje forzoso en China”.

Sin embargo, desde entonces no se han visto fuertes descensos en el mercado norteamericano, sino más bien todo lo contrario. La última caída fuerte fue en otoño de 2012 con el “precipicio fiscal”. Sin embargo, la ola de ventas que se produjo “no provocó una corrección oficial”, según Yardeni, ya que “el S&P 500 cayó un 7,7%”, por debajo del descenso del 10% que se considera ser una corrección.

Así pues, destaca que justo desde comienzos de 2013 ha habido caídas que ha sufrido al selectivo que han ido a buscar la media móvil de 50 días, “debido principalmente a preocupaciones similares a las que provocaron las correcciones anteriores”. En palabras del analista, la caída a principios de este año se debió “a los temores de una crisis de los mercados emergentes”.

Evolución S&P 500 Yardeni


“Duró apenas ocho días hábiles, del 22 de enero al 3 de febrero con el S&P 500 cediendo un 5,6%, la peor caída desde el inicio de 2013”, resalta.

La última caída comenzó el 24 de julio, cuando el S&P 500 alcanzó su punto máximo en un nivel récord 1.987,98 puntos y “parece que terminó el 7 de agosto, con un descenso del índice del 3,9%. De esta manera, en caso de que se produzca una corrección, “sería como las que se han producido hasta ahora mientras permanezca el marco vigente.