Es una de las declaraciones que a menudo salen cuando se habla del Ibex35: es un índice muy bancarizado. Sin embargo, sorprende que, cuando el selectivo español supera el 2% de subida en lo que va d año…haya bancos que se dejen más del 10%.

El 20% del Ibex35 son bancos. A menudo se refiere a esta cualidad del selectivo español para justificar la subida ó bajada del mismo. Sin embargo, la subida que acumula el selectivo en el año – un 2.15%- se ha realizado sin el apoyo del sector financiero. De hecho, son los bancos los que ocupan la parte baja de la tabla. También los grandes.

Ayer les contábamos que, a nivel macro, son estas entidades las que están en una mejor disposición para subir a tenor de la recuperación económica de la Eurozona, el aprobado en los test de estrés y el programa de expansión cuantitativa del BCE. Y sin embargo, las exigencias de solvencia exigidas por la entidad monetaria ha provocado que las entidades se lancen a masivas ampliaciones de capital para seguir saneando sus balances. Ya se sabe que las ampliaciones de capital no gustan – por el efecto dilución que tiene en los accionistas – y el efecto en las cotizaciones, cuando esto sucede, es evidente.

Banco Santander

Es el caso del Santander que, por el efecto ampliación de capital, se coloca en lo más bajo de la lista con pérdidas cercanas al 13%. El valor cotiza en torno a los 6 euros por acción. Dicen los expertos que la compañía sigue recuperándose del fuerte golpe bajista sufrido tras la ampliación de capital y que llevó a la cotización a niveles a 5.64euros. Ahora el valor está cotizando entre los 6.196 y los 5.64 euros por acción “zona desde la que intenta reestructurarse al alza y que le debería llevar a superar la zona de los 6.297 euros por acción y poner rumbo al gap bajista abierto”, explica José Antonio González, analista independiente. (Ver: Análisis de banco Santander)

Con esto, el precio se encuentra más en fase de consolidación de soportes al más estricto corto plazo más que atacar resistencias relevantes como pueden ser los máximos registrados el pasado ejercicio, en los 7.6 euros y los 7.55 euros por acción.

Análisis Banco Santander


Y un dato más: tan sólo un 14% de las últimas recomendaciones sobre el valor son compradoras frente a un 80% que se muestran neutrales sobre la entidad que preside Ana Patricia Botín.

Banco Popular

El porcentaje de recomendaciones de compra se reduce cuando es Banco Popular del que hablamos. De hecho, la entidad tiene en torno al 35% de las recomendaciones sobre el valor de venta o infraponderar. Los negativos aquí en el año se reducen a algo más del 11% desde los 4.14 euros en los que comenzó el año y el aspecto técnico no tiene mucha pinta de cambiar a corto plazo. Y eso que la entidad obtuvo buena nota en sus resultados de 2014, al conseguir doblar sus ingresos gracias a la venta de inmuebles.

Y sin embargo, ha optado por reforzar su capital vía emisión de bonos contingentes convertibles en acciones – los famosos CoCo´s – por importe de 750 millones de euros. Si hay algo que técnicamente defina a Banco Popular es la debilidad. Cotiza en un canal bajista y lucha por no perder la parte baja del mismo y zona de soporte, en los 3.5 euros por acción. Cualquier impulso al alza es un movimiento en contra de tendencia que solamente debería ser aprovechado para operativas de trading de muy corto plazo con objetivos en 4.55 euros por acción. (Ver: Análisis de Banco Popular)

Análisis de Banco Popular


La configuración de todos los indicadores siguen mostrando debilidad y, por si fuera poco, las últimas caídas acontecidas en su serie de precios, se desarrollan apoyadas con un aumento en el volumen de contratación, por lo que es un valor a no tener en cuenta en estos momentos.

Caixabank 

El tercer valor estrellado del año es Caixabank. Aunque la entidad es la más positiva a ojos de las casas de análisis a medio-largo plazo, lo cierto es que a corto plazo tiene poco que hacer mientras no recupere la zona de 4 euros.  "A corto plazo la pérdida del claro soporte de los 4€ por acción le ha llevado a su siguiente punto de control, como era el de los 3,711€ por acción, zona que, a su vez, coincide con la parte inferior de la figura bajista en forma de canal y que, por tanto debía funcionar como punto de rebote al más estricto corto plazo", explica José Antonio González en su análisis de Caixabank

Análisis Caixabank



El avance del rebote actual, esto es, la superación de los 4€ por acción, se englobaría dentro de un movimiento alcista interno de la figura pero que, cuyas implicaciones siguen siendo bajistas a día de hoy.

Desde un punto de vista empresarial, la compañía firmó con un beneficio de 620 millones de euros el 2014, un 23% más que el año anterior.  Y sin embargo, fue la única entidad que no consiguió superar las previsiones de las firmas de análisis al quedarse su márgen bruto un 3.9% por debajo de la cifra estimada. (Ver: Bancos, los grandes se lucen en resultados)

Resultados de la banca