Es una apuesta que se viene repitiendo desde el verano del año pasado con especial incidencia y, sobre todo, condicionada a la idea de un QE en Europa. Los analistas creen que es el momento de invertir en el sector financiero, pero “todavía no…”. Y entonces ¿cuándo?

“Los bancos son el gran problema del Ibex 35”, nos decía la semana pasada José Luis Cárpatos, analista independiente y colaborador de Estrategias de inversión. Como poco son los responsables de que el Ibex 35 acumule en el año una subida del 2,5% (gracias al rebote de ayer, martes) que no deja de ser menos de la cuarta parte del avance que experimentan bolsas como la de Fráncfort.

No deja de ser una cuestión de peso. ¿Por qué? Sólo el Banco Santander representa el 12,25% de capitalización total de las compañías de la bolsa española –no sólo del selectivo-. Si sumamos, además, la capitalización de mercado de las siete entidades del Ibex 35 acumulan cerca del 29% del mercado nacional. A tenor de esto, lógicamente se dejan sentir sus fluctuaciones en el mercado. “Necesitamos a este sector para liderar las subidas. No creo que estén más volátiles que los demás pero el problema es que el índice son es casi todo bancos, con lo que les necesitamos para que empiecen a ir mejor”, sentenciaba Cárpatos.


LOS BANCOS DEBERÍAN LIDERAR EN 2015…
El marco general del mercado es totalmente favorable con respecto al sector financiero de cara a este año por los siguientes motivos:

- La recuperación incipiente de la eurozona. A pesar del estancamiento sufrido en los dos últimos trimestres del año pasado de economías como la alemana o la francesa, finalmente se trató sólo de un receso y en 2015 vuelven a sumar. Si nos fijamos en España, el Fondo Monetario Internacional revisó por sexta vez al alza su previsión con respecto al PIB nacional que cifra en el 2% a cierre de año.

- El aprobado en los stress test. Los famosos AQR (Asset Quality Review) al sistema financiero europeo se pasaron con nota por parte de los bancos españoles y, en realidad, no aportaron ningún dato que no se conociera ya. Sin duda, fue un elemento distorsionador de los mercados hasta que se dieron a conocer en el mes de octubre pasado, pero también el punto de inflexión para confirmar el saneamiento de nuestro mercado y empezar a consolidar.

- El Banco Central Europeo aprueba un programa de compras. El QE se cumplió bajo la premisa de seguir actuando en caso de que así fuera necesario, según declaró el presidente del organismo, Mario Draghi. Esto implica más liquidez en el sistema, pero, sobre todo, en los balances de los bancos que obtendrán mayor financiación, a coste cero y que, en definitiva, debería hacer fluir el crédito. Son teóricamente el sector más favorecido por esta medida.

 
…PERO NADIE QUIERE COMPRAR YA
“Mejor esperar” se ha convertido en una recomendación manida entre los expertos con respecto al sector financiero. Si bien es cierto que la apuesta por los bancos viene siendo notoria en lo que respecta a las previsiones de 2015, no hay nadie que se atreva, por el momento, a decir que es ‘tiempo de compras’.

“Dan ganas de entrar, pero cuando las cosas se tuercen son valores que pierden con mucha intensidad”, resume Jesús de Blas, del departamento de Renta Variable de Crédit Agricole Mercagentes. “Siguen rezagadísimos y, en estos momentos, hay valores más interesantes incluso cerca de máximos”, sentencia.


¿Cuáles son las razones?

- Volatilidad en las bolsas. No hay semana en la que no se necesiten todos los dedos de una mano para contar los sobresaltos que vive el mercado…y el origen de todo es Grecia. De poco ha servido la resolución de sus elecciones generales con la victoria de Syriza puesto que el cruce de declaraciones entre el Gobierno heleno y el europeo provoca auténticas estampidas de bajistas. “Existe una posibilidad real de que dentro de un mes Grecia esté fuera del euro”, decía Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG, y claro, considerando esta posibilidad…los inversores venden a golpe de incertidumbre.

“¿Mejor no tener bancos?”, se pregunta Jesús Sánchez Quiñones, director general de Renta 4 Banco. “Lo que estamos viendo es que el sector bancario es el más afectado por el tema griego” y para muestra, las caídas en la tabla del Ibex.

Si excluimos de la lista a BBVA, los seis bancos del selectivo presentan un balance negativo en 2015 y ocupan seis de las últimas siete últimas posiciones del Ibex. Banco Popular es el más bajista de todos, junto con Banco Santander, con pérdidas que superan el 13% en ambos casos.

Si hablamos, además, de la volatilidad intrínseca de cada valor el Banco Popular, Sabadell y Bankia se cuelan entre los diez títulos más volátiles del Ibex 35, en sintonía con la media de toda la bolsa española.

BRÓKERES BANCOS



- Resultados y regulación.
Los resultados presentados en 2015 por los bancos españoles no han supuesto grandes sorpresas, como ya estimaban los expertos, y han ido en la línea dibujada hacia Basilea III. Aumentó asimismo el crédito un 5% en el caso del Banco Santander, síntoma de la recuperación de la confianza.

“Creemos que el regulador europeo va a hacer a los bancos capitalizarse muy fuertemente como ha hecho Santander y esto llevará a que les cueste ganar dinero, aunque sean bancos más sólidos”, afirma Javier Galluza, responsable de Estrategia de DiverInvest. Con un perspectiva optimista respecto al sector, el experto se decanta por bonos de deuda bancarios en lugar de invertir directamente en acciones.


- Más ampliaciones de capital. Es la pregunta que surgió en la mente de muchos inversores después de que el Banco Santander anunciara la llegada por sorpresa al mercado de 7.500 millones de euros, sin opción prioritaria para los inversores. Y a nadie le gusta estar dentro de un valor cuando se anuncia la dilución de sus accionistas…

Banco Santander, que es la luz que nos guía dentro de España, ya ha marcado la pauta. Está claro que Europa no quiere que los bancos paguen dividendos y sí quieren ampliaciones de capital y balances fuertes. Teniendo en cuenta que hay gran apetito inversor en España por la recuperación, es un momento dulce para que las entidades bancarias amplíen capital con descuento”, reconoce José Lizán, gestor de SICAVs de Auriga.

BBVA será el siguiente en anunciarla, según declaró Sara Carbonell, relationship manager de CMC Markets, que considera que Francisco González será el siguiente en pasar por el tamiz. Y tampoco, apunta Lizán, “se librarán” Caixabank, Banco Popular ni Liberbank.


- Aspecto técnico. “No se salva ni uno”, decía Antonio Espín, analista de la Zona Premium, en relación a la tendencia de los grandes valores de la bolsa española, entre ellos, claro está, los bancos. Son los títulos que peor comportamiento registran en el año y Santander aún está por recuperarse del susto de la ampliación de capital.

“Es importante decidir el punto de entrada”, recuerda José Luis Herrera, Premium Client Associate de CMC Markets, y en esas están muchos inversores…

Si arrancamos el repaso de mayor a menor en base a su peso en la bolsa española, el Banco Santander se encuentra en “tendencia bajista de corto plazo” evidente. Paula Haussman, analista de GVC Gaesco, reconoce que es mejor abstenerse estar en él “hasta que no supere los 6,20 euros por acción”. En su opinión, las correcciones son mucho más probables a zonas de 5,85 euros, en primer término, y de 5,6 euros, en segundo.

BBVA es el único banco del Ibex 35 en ganancias en 2015 (2,76% YTD). Hay quien habla, como es el caso de Antonio Espín de vender Santander para adjudicarse alguna acción de BBVA y, sin duda, mantienen una distancia considerable en precio, con el primero centrado en los 6 euros y el segundo, respetando los 8 euros. “Dibujamos una tendencia bajista que parece finalizar”, comentaba Francisco Javier Muñoz, CFT y MFTA, en base al Análisis de Ichimoku, y esa es la línea que siguen los analistas y también el mercado. Según Carbonell, “el mercado confía en el potencial” y su búsqueda debería llevarle a los 8,10 euros y, posteriormente, hacia 8,5 euros por acción.

Caixabank. Mejor abstenerse, considera Roberto Moro, de Apta Negocios, hasta que el valor “no se sitúe por encima de 4 euros”.

Banco Popular
es la entidad más penaliza en 2015, ya se ha dicho…y el que “más probabilidades tiene de recortar dividendo”, según Pingarrón. La entidad clave de la Iglesia Católica en España se encuentra encerrado en un rango que va desde los 3,30 euros hasta los 4,28 euros, con una resistencia intermedia en 3,77 euros, según Antonio Castelo, especialista de Interdin.

El analista dice preferir títulos como el Banco Sabadell que debería permanecer en cartera por encima de 2 euros. Es la opinión de Luis Lorenzo, de Dif Broker, que concede “como mucho, una inversión parcial” en la entidad catalana alegando “la fragilidad del sector debido a las exigencias de capital”.

Y, en último término, Bankinter a quien el mercado considera “el ganador claramente”, según Gisela Turazzini, cofundadora de Blackbird. Lo curioso de la entidad naranja es que es el valor más caro de la eurozona con un valor en libros de 1,44 veces. Es más, todos los bancos españoles se encuentran por encima de las entidades alemanas y francesas, a pesar del mal año que están haciendo.

Cuestiones de valoración aparte, la puerta de salida para Bankinter, según la analista, son los 5,89 euros por título. “Su pérdida podría marcar un cambio de tendencia”.

Valor en libros de los bancos europeos (*FY1) 
Valor en libros de los bancos europeos (*FY1)

*Bankia está sujeta a circunstancias particulares que podrían alterar su cotización