Willbur Ross, el CEO de WL Ross, cree que a los inversores se les están acabando las opciones de inversión y que en estos momentos, la renta variable EEUU es de los pocos activos atractivos.

Lo ha dicho en una entrevista en la CNBC, coincidiendo con los máximos históricos de S&P 500 y Dow Jones del viernes. “Creo que ha llegado el momento de ser algo más cautos, -ha dicho Ross-. Piénselo, hemos ido superando sucesivos máximos históricos este año y el resultado es que cada vez tenemos menos compañías que no estén caras”, ha explicado.

En su opinión, la subida de las bolsas estadounidenses tiene, sobre todo, una explicación razonable. “Creo que se
debe sobre todo a la falta de alternativas
. Piénselo, todo el mundo está aterrorizado con la compra de bonos de larga duración porque todos saben que los tipos de interés terminarán subiendo”, ha dicho.

Por otro lado, ha asegurado que “los bonos de más corto plazo no ofrecen rentabilidad, y hasta hace poco la mayor parte de las materias primas no estaban haciendo nada. Mientras tanto los beneficios de las empresariales siguen subiendo alrededor de un 7% y no hay nada malo con eso, sobre todo cuando se compara con lo que sucede en Europa”, ha afirmado.

Ross también se ha referido al recorte de tipos que se ha producido en China. En concreto ha dicho que “creo que se trata de una medida muy positiva porque son los pasos iniciales a un QE”. Además, ha dicho que “creo que lo necesitan porque necesitan luchar contra los excesos del sector inmobiliario, así que creo que se trata de un buen movimiento y muy útil”, asegura.

Como no podría ser de otra manera, también ha hablado de Europa y ha dicho que Draghi está haciendo un buen trabajo al frente del BCE “la última vez que miré el balance del BCE estaba por debajo de los máximos de 2012, así que no estamos hablando de un gran estímulo”.