El Dow Jones está haciendo historia al marcar su nivel más alto de la historia al marcar los 22.000 puntos. El momento es fuerte, la confianza del inersor es alta y la verticalidad del movimiento no hace pensar en que haya signos de problemas reales. El principal driver del índice ha sido el sector tecnológico con lo que no hay sorpresa en considerar que será el sector tecnologíco el que lidere los máximos del S&P y el Nasdaq también.

 La pregunta ahora es ¿qué sectores llevarán al Dow Jones a niveles superiores? Los expertos de Kiplinger nombran hasta siete acciones que podrían hacer que viéramos los 25.000 del Dow Jones. Aquí los responsables:

Apple:

Las posiciones alcistas sobre Apple le han hecho subir un 35% en el año y lidera las subidas del Dow Jones. Recientemente ha lanzado unas previsiones de resultados que han sido bien recibidas por el mercado, despejando las incertidumbres que habían generado los retrasos del iPhone 8. China continúa siendo un punto de dolor para la cadena pero los expertos están ocupados en aplaudir el éxito de Apple Pay.

Las ventas se incrementaron un 50% en el trimestre y, según dijo Tim C0ook, “la compañía es el número uno en venta de smartwatch en el mundo con una gran diferencia”. La línea de salud y negocio, dicen los expertos de la publicación, es la que ofrece más potencial en este momento.

JP Morgan

El segundo trimestre mostró la fortaleza de JP Morgan. Con un beneficio neto récord,  el crecimiento del crédito en altos dígitos y los grandes retornos del capital se han transmitido a los inversores.  La compañía además consiguió regresar al beneficio después de las pérdidas del pasado trimestre. El banco de inversión tiene un precio objetivo de 100 dólares, mínimo, desde los 94 dólares por acción en los que cotiza.

McDonalds

En el trimestre más reciente, Mcdonald`s generó un crecimiento en ventas comparables por tienda del 6,6%  - su crecimiento más importante en los últimos cinco años - derivado por el crecimiento y la expansión. La compañía tiene la marca, el momento y el progreso.  Sube un 25% en lo que llevamos de año y sin señales de que vaya a corregir.  Los expertos de Kiplinger fijan en el PER Fordward de la compañía en 22 viendo que será capaz de crecer tanto en su mercado de origen como los de fuera  sabiendo que en el sector de consumo global no tiene rivales.

Microsoft.  

La compañía está en un momento para continuar su evolución desde el PC/Windows a democratizar un centro de datos, un espacio más audaz y grandioso que conquistar. Los clientes de largo plazo se están incrementando en la compañía. Linkedin, Skype y XboX sirven para incrementar la fidelización y, por encima de todo, Azure en la nube para facilitar el acceso desde cualquier lugar.

Una fuerte cartera productiva podría ser un driver clave de la compañía, que ha escalado un 17% en el año, sin contar el 2% de dividendo.

Procter & Gamble

La compañía tiene ahora un inversor activista – aunque le gusta pensar que es un inversor constructivo – Nelson Peltz respirando en su cuello. Los cambios están en marcha, el equipo directivo sabe que es necesario un cambio en una cartera pesada de productos que no ha sido exitosa para impulsar un crecimiento significativo.  Una cartera más focalizada hacia una marca resutará en un incremento de la eficiencia.

El comportamiento de la compañía en el año le deja con una revalorización del 8% a pesar de que actualmente el comportamiento del Dow Jones le deja una subida del 12%. Todavía esperan que la compañía suba más en bolsa de lo que lo hace el índice cuando se materialicen sus eficiencias.

Disney

En el mundo de las franquicias del cine, Walt Disney es simplemente rompiendo. Rogue One fue un enorme éxito el año pasado y el estudio ya había superado la marca de los 3.000 millones de dólares en las taquillas normales.

Piratas del caribe, la Bella y la Bestia y Guardianes de la Galaxia vol.2 han dado a Disney un verano fuerte – un precio en el que otros estudios no han tenido el mismo tipo de éxito. Mavel a resultados ser una mina de oro. Con la recién estrenada Spiderman, todavía quedan Thor y Star Wars el próximo año.

Golman Sachs

El Ceo de la compañía, Lloyd Blankfein, se ha recuperado del diagnóstico de linfoma el año pasado y se ha focalizado más que nunca en redirigir el pobre comportamiento que ha tenido la compañía. La baja volatilidad ha golpeado fuertemente los beneficios del banco de inversión de la compañía, que continuará sangrando el comportamiento del trimestre en curso. Pero Blankfein razonó a los analistas que Goldman Sachs está cambiando, no es un banco  tradicional y puede cambiar con el tiempo.

De hecho, el CEO de la compañía dirige hacia el negocio de renta fija, que ha sufrido en un entorno donde los clientes eran menos activos en el  trading. Materias primas, a menudo cíclicas, tendrán un buen comportamiento.