Sara Carbonell, relationship manager de CMC Markets, analiza la situación técnica y fundamental de las bolsas europeas y estadounidense.

Wall Street lleva once sesiones consecutivas de subidas. ¿No dan vértigo estos niveles?
De momento no da vértigo, pues los ingredientes para que estas subidas continúen están ahí. De lo que va a depender es de las medias que vaya implementando Donald Trump, pues hay sectores que se pueden ver beneficiados y no de la reforma fiscal, por ejemplo. Ahí sí podemos tener un evento que entorpezca a la bolsa estadounidense y a las mundiales. Pero, de momento, podemos ir ajustando niveles de stop.
 
Este martes Donald Trump comparecerá ante el Congreso y, antes de ello, ha declarado que va recortar los impuestos, pero no va a disminuir los gastos. Esto redundará en mayor endeudamiento de EEUU. ¿Qué consecuencias puede traer esto para la economía estadounidense justo ahora que está saliendo del hoyo?
En esa percepción de va a bajar impuestos pero no va a reducir el gasto quizás nos estamos quedando en lo básico y, desde un punto de vista estrictamente económico quizás no sea adecuado hacer esa comparación, pues no estamos teniendo en cuenta factores como los ingresos por renta. Es una teoría que tiene en cuenta la situación si todo fuera ceteris paribus, pero aquí no va a ocurrir eso, pues el estudio que ha hecho la Tax Foundation habla que con las reformas fiscales que quiere hacer Trump, por ejemplo, la reducción a tres tramos de los impuestos de las personas físicas y el tramo más alto sería del 33%, sobre unos ingresos de 10.000 dólares a nivel personal y de 232.000 dólares en la unidad familiar. Además, a las empresas se les bajaría a un 15% y se empezaría a asimilar a Irlanda. Incluso los impuestos por la repatriación de beneficios desde el extranjero se podrían bajar desde el 25% al 10%, e incluso se estaría hablando de un 5%. Si esto es así, la Tax Foundation calcula que de aquí a 2025 la economía de EEUU crecerá más de un 8%, que se van a incrementar los salarios y el número de puestos de trabajo aumentará en más de 2 millones. Si todo esto ocurre, el endeudamiento de EEUU va a ser mayor, pero creo que va a ser a largo plazo, dejando el problema a las nuevas generaciones, mientras que en el corto plazo el impacto no va a ser tan grande e incluso el impacto de la reforma fiscal lo veremos a partir de 2018-2019, por lo que no tengo tan claro que las consecuencias sean tan catastróficas, a no ser que empecemos con la guerra comercial y los aranceles a nivel mundial.

Por otro lado, yo creo que sí va a haber reducción, no en el gasto público, pero sí en ayudas sociales. Por ejemplo, el Organismo de la Vivienda de Nueva York, que ayuda en el mantenimiento de edificios a personas necesitadas, estima que se le van a quitar unas ayudas de en torno a 2.000 millones de dólares. Mientras que la Tax Foundation estima que el detrimento de ingresos fiscales por las reformas podría ascender a 3.900 millones, por lo que sólo la mitad se la podría ahorrar por la ayuda al Organismo de la Vivienda de Nueva York. Además, se está pensando en que también desaparecerán o disminuirán considerablemente las ayudas a Haití. Al final, creo que quienes se van a ver más perjudicados son los más necesitados y que por ahí va a haber un ahorro para el Gobierno.

Dicho esto, hay que ver qué dice Trump mañana, pues no tenemos información y hay que ir calibrando lo que ha dicho hasta ahora.

En Europa el gap entre el Dax y el Ibex 35 está en máximos. ¿Cree que sería interesante jugar una estrategia de pares largos Dax-cortos Ibex o tenderá el selectivo español a recortar este diferencial?
No lo veo tan claro. Es lógico el diferencial, pues en la crisis ya la caída del Ibex 35 fue mayor que la del DAX, así que, la divergencia viene de tiempo atrás. La recuperación en 2010, 2011 y 2012 sí que había un diferencial muy grande y en 2013 ya tuvimos niveles de DAX por encima de niveles pre crisis. Pero si realmente cogemos un gráfico y vemos lo que ha hecho en 2015 y 2016, vemos que va más a la par, dentro del hecho de que el Ibex sea un índice más concentrado y vaya más por libre. Así que, no veo tan clara una estrategia de pares a que el Ibex va a seguir cayendo y el DAX subiendo. De hecho, el Ibex 35 debería tener potencial para seguir subiendo, pues hemos visto que la mayoría de los resultados empresariales conocidos han sido bastante buenos y hay empresas con potencial, por lo que no deberíamos ver que se amplía la divergencia entre los índices.
 
¿Ferrovial podría ser una de las compañías que se beneficiaran del plan de inversión en infraestructuras de Trump? Justamente hoy presentará resultados de 2016. ¿Qué espera de estas cuentas?
Sí creo que se va a beneficiar, ya que tiene presencia en EEUU y Canadá en el largo plazo, pero tiene una presencia muy importante en Gran Bretaña y las cuentas se van a ver perjudicadas por la libra, aunque se compensen por otras partidas más positivas, como la venta de la carretera de Chicago o la adjudicación de la construcción de una autopista en Virginia. Pero realmente el tema de la exposición a Reino Unido, que supone en torno a un tercio de sus ventas, podrían afectar a sus cuentas, de las que espero un descenso importante con respecto a 2015, cuando los resultados fueron muy positivos (beneficios de 430 millones de euros).
 

Meliá Hotels cotiza por encima de los máximos de 2016 el día en el que presentará sus cuentas de 2016 tras el cierre de mercado. ¿Qué espera de la acción y de sus resultados?
Creo que las cuentas van a ser francamente positivas, pues hemos visto un incremento en el sector turismo en España. Probablemente veamos una mejora de los ingresos por habitación y un incremento del beneficio de más del 140%, por lo que la compañía aún puede tener potencial. Sí es cierto que desde un punto de vista de PER está bastante cara, pues tiene un PER por encima de la mediana, pero no descarto que llegue a los 13 euros, creo que las cuentas serán positivas y el sector hotelero tiene potencial para 2017.