José Lizán, gestor de SICAVs de Auriga SV, analiza la situación del mercado europeo y las compañías que están siendo noticia. 

A pesar de que los resultados empresariales están saliendo positivos, el Ibex 35 no logra consolidar por encima de los 11.300 puntos. ¿Por qué?
Llevamos unos años en los que el mercado avanza un escalón y se mete en un lateral de dientes de sierra durante un largo tiempo. Me parece que eso es lo que está sucediendo este año.

Las razones que hay detrás de que no subamos es el tema al enfriamiento global, China y las materias primas, que se teme que se traduzca en un enfriamiento de los beneficios empresariales, no permitiendo a los índices europeos volver a los altos. No obstante, creo que ahora el equity europeo es donde hay que estar y el resto de activos están sufriendo el carry trade del dólar. La gente se ha endeudado durante 5-6 años en dólares a tipos muy bajos e invirtiendo en muchos activos y ahora, las caídas en bonos, commodities y bolsas emergentes es porque están deshaciendo posiciones en el carry trade en dólares para devolver esos préstamos en dólares ante una inminente subida de tipos en EEUU. Esa fase de dudas quizás dure durante todo el trimestre y nos seguiremos viendo metidos en el rango con dientes de sierra. Pero, si el S&P 500 perfora los 2.040 puntos y cae un 15%, en Europa caeremos un 7%.

Ahora, creo que deberíamos volver a ver a los índices regresar a los altos del año: Ibex en 11.800, EuroStoxx en 2.700, S&P 500 rompa 2.130 y, después, podríamos volver a la parte baja del lateral y, a finales de año, retornar las subidas. Los mínimos a los que nos llevó Grecia no los volveremos a ver (EuroStoxx en 3.270, Ibex 10.300), aunque sí iremos a cerrar los huecos en 10.700 del Ibex y 2.420 del EuroStoxx.

Abertis ha logrado un beneficio histórico, reduce deuda por la venta de Cellnex y, además, anuncia que comprará un 6,5% de autocartera con prima. Sin embargo, ¿por qué está siendo castigada?
Abertis en sí misma es un bono, ya que es una compañía que se dedica a infraestructuras, ya sea de autopistas o de telecomunicaciones, que en sí mismas son un bono, ya que son una gran deuda que va vinculadas a una serie de flujos y a un vencimiento. Hubo un boom de bonos y Abertis, aprovechando, vendió autopistas, Cellnex, etc, porque sabía que los bonos estaban en máximos históricos. Esto le ha supuesto una caja enorme y al mercado no le gustan las empresas que tienen una gran caja y que no saben dónde va a invertirla. La caída de hoy demuestra que está falto de ideas de inversión pues, si tuvieras ideas de inversión claras para sacar yields altas, no recomprarías tus propias acciones.

¿El problema de Abengoa también está en la deuda?
Desde luego. Abengoa es una compañía que va al límite. Ha tenido problemas al saltarse estándares internacionales de contabilidad, ahora la deuda es mayor a la que aparece, hay un entramado difícil de analizar porque tiene muchas sociedades y deuda inter-grupo…lo que hace complejo saber la realidad de los números de Abengoa. Así que, pienso que, cuando una compañía es difícil de analizar, mejor no invertir en ella, porque, si fuera fácil su negocio, sería transparente y todo sencillo de analizar, y no un conglomerado tan difícil de analizar. Para tener una acción que es pura volatilidad, no veo ningún porqué para estar en ella.

¿Entraría en FCC al calor del reciente rebote?
FCC ha pasado el gran hito, salvando el concurso de acreedores. Ahora necesita contratos para generar negocio. ¿Va a ser capaz de lograrlos con el nuevo equipo gestor tras la marcha de Béjar? Hasta que no empecemos a ver llegada de contratos, será difícil que la acción supere la zona de 10,50-11 euros. Por debajo de 9 euros me parece que es compra porque tiene activos que ya lo valen.

¿El reciente rebote puede ser porque el mercado cotice que se anime a vender Cementos Portland al calor de los movimientos corporativos que está habiendo en el sector cementero europeo (Italcementi ha sido adquirida por HeidelbergCement)?
El antiguo plan de viabilidad de Juan Béjar pasaba por las desinversiones, en Realia, en Cementos Portland, en Globalvía… pero creo que vender ahora Cementos Portland, con lo que ha caído el sector en España, sería regalar un activo. Slim, que ahora es el que manda en el consejo, no va a regalar un activo como el cemento a cualquier precio. Se venderá dependiendo del precio. Hoy, por ejemplo, se ha vendido Italcementi con una prima del 40%. Si llegan con una oferta por Cementos Portland a 15-16 euros, quizás la tengan en cuenta.

¿Qué espera de las cuentas de Santander y Telefónica? Presentarán mañana…
Todos los ojos mirando a Brasil, que son el foco de incertidumbre de ambas compañías. Parece que Santander ha hecho un gran esfuerzo de provisiones para que no le sucediera lo de España, de hecho, en el primer trimestre sorprendió al alza la parte de Brasil. El impacto del real brasileño ya está interiorizado por el mercado.

La clave será ver la parte del negocio de Telefónica en España. Si publica unos buenos datos de España, es muy posible que el Ibex 35 se vaya a 11.800 puntos sólo impulsado por Telefónica, ya que pondera un 25%. Además, antes de final de año es posible que Telefónica suba a zonas de 14 euros.

Con los resultados que hemos conocido en estos días, ¿se animaría a comprar o aumentar posiciones en alguna compañía?
Los resultados en Europa están siendo muy buenos, lo que me hace pensar que volveremos a los máximos en los índices europeos, por lo que, caídas en bolsa europea, son compra. Para los próximos meses yo estoy posicionado en bancos, que las valoraciones no son altas; también estoy en telecomunicaciones, pues es un comprar y mantener todas ellas, ya que han pasado lo peor; también tenemos que estar en consumo, como papeleras y hoteles; los operadores bursátiles, que se beneficiarán de la subida del volumen bursátil.

En cambio, hay que olvidarse de todo lo que es lujo, exportación a Asia y automóviles. Por ello, el Dax lo hará peor que otros índices por el hecho del alto componente de empresas alemanas que exportan a China.

En telecos, ¿también estaría en Euskaltel?
Tengo dudas porque los múltiplos son altos, pero creo que su dimensión es muy reducida para quedarse como está y, al final, Euskaltel, Yoigo y MasMóvil tendrán que entenderse para crear el cuarto operador del país para hacer competencia a Orange, Vodafone y Telefónica. Tengo acciones de MasMóvil, Euskaltel y TeliaSonera (dueño de Yoigo) porque creo que estos players van a dar dinero.