Dice la teoría técnica que un mercado se torna bajista cuando pierde un 20% o más desde sus máximos. Si tenemos en cuenta los altos del Ibex35 del pasado mes de abril,  la penalización es más del 30%. Una situación que ha llevado a la mayor parte de los valores del selectivo, un 62%, a entrar en su propio mercado bajista. Todos los bancos- excepto Bankinter- todas las constructoras – excepto Ferrovial – y los tres grandes blue chips, en el ránking. 
 

Con más del 50% de los valores en tendencia bajista, no sorprende que se hable de que el mercado español ha entrado en lo que se denomina “bear market” o mercado bajista. Desde el pasado mes de abril, la caída que sufre el selectivo español es de más del 30%. Y de ese porcentaje, sólo el 13% corresponde a los quince días de negociación que llevamos en el año.

Las perspectivas no son nada halagüeñas si se piensa que el Ibex35 está a un paso del psicológico nivel de los 8.000 puntos e incluso los expertos apuntan a que el nivel más probable serían los 7.500 puntos, tal y como explica José Luis Cárpatos, analista independiente. Nivel en el que la volatilidad sigue en ascenso y sin ganas de corregir. Analizando los factores de incertidumbre – petróleo, China, FED o inflación – a priori no parece que ninguno vaya a ser capaz de revertir la situación actual de los mercados.

Pero además, si dejamos de mirar fuera y nos adentramos en el índice, mucho tendría que cambiar la situación para dejar de considerar a más de la mitad del selectivo como valores bajistas. De hecho es ese porcentaje – 21 compañías de las 35 que componen el Ibex- el que se encuentra actualmente en fase bajista y con recortes que, en la mayoría de los casos, amplían ese diferencial del 20%.  

Valores en tendencia bajista


Pero, vayamos por partes. No sorprende que haya valores como ArcelorMittal  que, viendo la situación del precio de los metales ante la caída de la demanda en China,  o  Acerinox que se coloquen en la parte alta del ránking. La debilidad que presentan actualmente las mineras las ha dejado a precios de derribo, tanto que muchos gestores están empezando a mirarlas como inversión de largo plazo. Aunque claro, hay que considerar que los fundamentales de estas compañías seguirán apoyando, independientemente de lo que haga China.

También entre los primeros puestos se colocan los títulos de Repsol, que ha visto descensos de más del 50% desde sus máximos del año pasado. Una penalización que se ha llevado por delante más de la mitad de su capitalización, algo más de 14.000 millones de euros.  (Ver: Las petroleras europeas pierden más de 200 millones por la crisis del petróleo)   Estos valores, en la mayoría de los casos, presentan una estructura bajista, según los filtros técnicos con las puntuaciones más bajas del selectivo español.

Pero si nos fijamos un poco más en el ránking se aprecia que bancos y constructoras son las que se han visto más penalizadas desde los máximos. Cuatro de las cinco constructoras del selectivo español estarían en su propio mercado bajista. Ferrovial sería la excepción del sector de la construcción, al dejarse en torno a un 16% desde sus máximos.  Al igual que Bankinter, que se convierte en el único banco del selectivo que, a priori, no entra en mercado bajista si tenemos en cuenta que retrocede un 15% desde los 7,22 euros en los que cotizaba el pasado mes de julio. El resto, Popular, Sabadell, Bankia y Caixabank retroceden más del 30% desde sus máximos. Y también los dos grandes.

Los tres grandes se dejan más del 50%

Porque no  es de extrañar que,  viendo los que pesan los dos grandes bancos en el selectivo, sean de los más penalizados desde máximos. De hecho, Santander se convierte en la más penalizada con cerca de un 40% de caída desde los máximos que marcó en 6,87 euros. Actualmente, hay voces que hablan de que si hubiera que estar en un banco sería en Santander “porque por valoración es el  que presenta unos ratios más atractivos”, dice Robert Casajuana, director de análisis de SLM. Claro que, hay que lidiar con una tendencia bajista de largo plazo y que presenta una de las lecturas más bajas en indicadores técnicos.



Pareja a esta entidad ha ido la cotización de BBVA. Se ha dejado algo menos desde máximos – en torno a un 40% - pero a día de hoy tiene las mismas lecturas en indicadores técnicos. 

Se ven caídas menores si nos fijamos en Telefónica. La operadora ha recortado su cotización en más del 43% desde los 13,8 euros marcados como techo en 2015. Ahora el dibujo podría empezar a cambiar para la operadora mientras no pierda los 7,50-8,50 euros, el soporte más relevante a corto plazo. “Un suelo que se habrá formado siempre y cuando la operadora sea capaz de irse por encima de los 10 euros”, reconoce Nicolás López, de MG valores. Esto supondría ver al valor subir en torno a un 10% desde los precios actuales.

Cuatro valores pierden menos que el Ibex35 pero más del 30%

En el lado contrario, entre los valores que “menos” penalización  tuvieron, Indra, Abertis, Gas Natural y Gamesa. Valores que, por otra parte, cotizan por debajo de la penalización que ha experimentado el selectivo español aunque por encima de esa 20% de referencia para entrar en fase bajista.