José Lizán, gestor de Sicavs en Auriga, habla de la situación global de los mercados, de cuáles son los principales desafíos que tenemos en la escena actual, además de repasar la evoluciónd de varios de los valores que están siendo más comentados.
 
Tenemos un escenario macro en el que ha habido digestión ya de la toma de posesión de Donald Trump, y ahora pasamos a ver qué medidas puede tomar en política y económica y fiscal. ¿Cómo ve el escenario macro para invertir? ¿Habría que apostar ante el escenario de reflación esperado por algunos sectores en concreto?

Estamos en el periodo de gracia que se le da a todo gobierno, de unos 90 y 100 días para ir asentando en qué línea van, marcando las líneas verticales de su proyecto. Venimos de una época en la que las grandes multinacionales han sido las grandes beneficiadas, con sedes en países con más ventajas fiscales pero vendiendo por todos los países. Eso era un chollo para las grandes multinacionales. En ese rifirrafe entre unos países y otros han entrado en una guerra comercial. El mundo anglosajón ha sido el que ha empezado esa guerra. El sector del automóvil con el tema de Volkswagen también es consecuencia de la deslocalización de fabricar en mundo emergente y vender los vehículos para hacer competitiva tu industria. Se empieza a sancionar ahí y Europa empieza a sancionar a Apple, Google y demás por todos los temas fiscales. Al final eso no se va a traducir en nada bueno. La globalización es un éxito y volver a montar fábricas de coches en EEUU cuando los salarios allí superan los 40.000 dólares en media y en México son de 12.000 o 15.000 EEUU tiene que hacer lo que había hecho hasta ahora. Generar valor añadido y los productos en los que ya no es competitivo abandonarlos. Ese tipo de medidas proteccionistas solo van a traer contracción económica e ineficiencia económica. Eso lo veo como pan para hoy y hambre para mañana. Otra cosa es la medida que van encaminadas a las bajadas de impuestos, o el plan de infraestructuras. Hay infraestructuras muy obsoletas. Todo ese tipo de medidas puede ser un buen cóctel para generar crecimiento económico y compensar el decrecimiento que va a suponer el comercio internacional y las grandes multinacionales, y volver a traer fábricas en sitios donde no son productivos. En esa guerra hay que analizar la situación del balance presupuestario americano. EEUU es una economía endeudada, más que la UE. La media europea está en torno al 100%, entonces creo que Europa tiene una gran oportunidad en este escenario. Si en vez de irnos al proteccionismo nos abrimos al mundo y llenamos los huecos que abandona EEUU, y nos integramos más en el mercado único hacia una unión fiscal y total, creo que en Europa hay una gran oportunidad en la próxima década. Desde mi punto de vista el mundo anglosajón ha tomado una medida muy compleja de llevar a cabo. Una recesión a lo largo de 2018 no nos la va a quitar nadie a nivel global.

Con este escenario que comenta, con la ola proteccionista que se puede esperar por parte del mundo anglosajón y con la UE tal y como está. ¿Puede ser el momento para la renta variable europea?

Es verdad que Europa lleva cinco o seis años con todos los call diciendo que estará mejor Europa que Estados Unidos. Creo que como decía la situación a nivel agregado de la UE es la mejor de todas las zonas geográficas internacionales. El cómputo global en una unión fiscal estamos en una posición óptima para afrontar la próxima década. Va a depender mucho del proyecto europeo. Tenemos elecciones en Francia, donde se va a marcar mucho. Este año es el punto de inflexión en todo el proceso de construcción europeo. Creo que hay una hora de ruta común, porque si no Grecia ya habría salido de Europa en el momento que hicieron el corralito. Creo que vamos hacia una mayor integración. Desde luego si Lepen toma el poder en Francia no va a ser el año de la renta variable europea desde luego. Tenemos el balón político. Me cuesta ver que salga un gobierno de ultraderecha. Si eso no sucede y el eje francoalemán sigue en esta línea y vamos hacia una mayor integración, no es que vaya a ser un buen año en Europa, es que podemos tener una década muy positiva para las inversiones en Europa de cara al medio plazo. También es verdad que las grandes multinacionales están a múltiplos de 20 y 21 veces beneficios. Hay grandes multinacionales que han tenido el ciclo muy a favor en los últimos años, que han sido muy difíciles de mantener, y con barreras proteccionistas en el mundo es complicado. Entonces creo que el mercado está rotando hacia el value y ese gran movimiento en algún momento se va a traducir en un gran sell off de esas grandes multinacionales. Quizá eso lo que nos garantice es que un sector como el value va a recuperar terreno, pero un sector como el growth te van a mermar. Entonces esto garantiza una lateralidad.

Ligado con el proteccionismo quería preguntarle por BBVA con esa cancelación del NAFTA y esa renegociación de los acuerdos comerciales de EEUU. ¿Cómo le puede afectar a un banco con tanta exposición a México como es su caso?

Positivo desde luego no es. No solo por el efecto divisa, que en parte lo están gestionando. El efecto divisa la tesorería del banco la cubren. Eso es lo que compensa este efecto. Hacen trading porque tienen una posición del 40% de sus resultados allí y están muy informados de la situación. El BBVA no es manco a la hora de gestionar los riesgos que tiene en su balance y lo hace. Eso se traduce en beneficios extraordinarios en la parte de trading, que compensa la merma que tiene el negocio tradicional. Lo que luego no se puede compensar con trading es la actividad. El Banco Central de México, igual que hizo el Banco Central de Brasil, está vendiendo reservas y subiendo tipos para defender su divisa. Eso al final lo que hace es enfriar su economía. Muy probablemente en 2017 y 2018 tengamos efecto actividad o negocio ordinario del banco. Desde mi punto de vista el BBVA va a tener un año complejo. El BBVA tiene un año que invita a la prudencia. Desde luego en 6,5 me invita más a ser prudente que a tomar posiciones.

Después de que haya presentado resultados Santander, ¿qué le han parecido sus números? ¿Le parece opción de inversión?

Hay que coger las cosas con perspectivas. Los mercados anticipan. A 3,20 todo el mundo hablaba del fin del mundo para la banca cuando estaban cotizando los bancos malos a 0,3 y 0,4 valor en libros y los bancos buenos a 0,5 o 0,6, era el caso del Santander. A día de hoy los bancos malos están cotizando a 0,5 o 0,6 y los bancos buenos están cotizando 0,9 o 0,85 como es el caso de Santander. Eso ha llevado a Santander a la zona de 5,5 o 6. Llevamos una 70% o 80% de subida en los últimos seis meses y evidentemente se había equivocado el conjunto de inversores hace seis meses. Ahora empieza a estar en precio. Con esto quiero decir que estamos en los últimos coletazos de subida del Santander. La zona de 6 euros va a ser difícil de justificar. No veo a los bancos cotizando con primas sobre el valor en libros. No veo a los bancos cotizando como en el año 2004 ni veo el ciclo de crédito ni mucho menos para que tengamos que cotizar a 1,5 valor en libros o a 1,3 valor en libros. Todo lo que sea acercarse a 1 o 1,1va a ser muy difícil de superar. Santander para 5,5 o 6 euros es más para tomar beneficios que para subirnos al carro.  

Otro de los temas comentado es la escalada del precio de la luz y centrado en las eléctricas, ¿de qué manera les puede afectar esto a la cotización?

Al final afecta en parte y no. Hay energías que tienen un coste de producción bajo que estás vendiendo a un precio alto, pero en picos de producción lo que tienes que activar son los ciclos combinados y quemar combustibles fósiles. Al final es la estructura que tiene España de generación de eléctrica. Al final, cuando hay un pico de demanda como es el que hay hasta ahora, lo que está haciendo es que todas las energías más ineficientes y que más CO2 consumen y que son peores para el medio ambiente, que además son las más caras de producir, entran a producir. Al final tienes un efecto de que la energía que produces más barata sí que la vendes más cara, pero también te está costando más producir otras energías para abastecer esa demanda. Al final no es uno-uno el movimiento. Eso no se va a traducir en el mismo efecto de las cuentas de resultados de las compañías porque les está comenzando a obligar a activar cosas que no tenían en producción. Es algo puntual. Para una eléctrica el punto fuerte de ingresos es el invierno porque es donde más consumo hay. Pero es un pico puntual que mal no les viene para el negocio, pero que tampoco va a ser una explosión en los beneficios de las eléctricas por este pico de precio. Malo no es, pero tampoco creo que vayamos a tener cuatro meses con el precio de la electricidad así. Va a ser un pico puntual.

Una de las compañías que puede pagar dividendo con cargo a las cuentas de 2016 es Reig Jofre. ¿Qué le parece este laboratorio?

Es la antigua Natraceutical. Desde mi punto de vista es una compañía en el sector adecuado, porque es todo el tema de bioalmientación enfocada al cuidado de la salud y todo lo que es por donde va la tendencia de la sociedad. A tener en cuenta qué alimentos tomamos en nuestra dieta y complementos para ser más saludables y tener una mayor longevidad en nuestra vida. Pero cuando uno ve las cuentas de resultados, las cifras y demás, no saben aprovechar de forma tan brillante el sector. En EEUU hay compañías que lo están aprovechando muy bien y siendo capaces de traducirlo en una cuenta de resultados espectacular. Quizás un ejemplo de ello, aunque salvando las distancias, está Naturhouse. Una compañía muy bien gestionada, con una expansión internacional brillante, con una recurrencia en el negocio muy buena, con una política de dividendos espectacular, y Reig Jofre no está en esa línea. A mí me parece una compañía de menos calidad y de hecho en cartera mantengo posiciones en Naturhouse.