Carlos Ladero, consultor de Invinco, analiza las oportunidades de inversión que aprecia en la renta variable europea.

¿Qué valoración hace de los resultados empresariales que hemos conocido ya?
Los resultados empresariales de Europa están siendo buenos, sobre todo si los comparamos con los americanos. Al final, el euro débil nos viene bien, de hecho, en al sector automovilístico le viene bien, además, se está reactivando en consumo interno de la zona euro. Me preocupan más los resultados en EEUU.

¿Cree que podemos esperar sorpresas en los ROEs de los bancos españoles?
La banca española, con los tipos cero, está teniendo unos márgenes menores. Al final su negocio se está basando en comisiones y en management. Si a esto le sumamos que las provisiones no son tan elevadas, haciendo que los resultados mejoren, pero no siguen sin ser buenos. El problema viene de los ROE y de cómo están rentabilizando el capital que están captando y, con tipos cero y depósitos que no dan casi nada, el dinero lo tienen que derivar a crédito, peor tampoco crece como debiera para que sea rentable. De hecho, creo que los resultados de los bancos a futuro pueden ser peores porque no se esperan subidas de tipos.

Los grandes están buscando vías de negocio, como la externalización de Santander hacia Brasil, BBVA a Turquía y México o Popular a Portugal. En cualquier caso, los resultados de Bankinter van a ser los mejores que veamos en la banca.

También en Europa hemos visto a Credit Suisse que tiene que ampliar capital, Deutsche Bank está tocado y hay muchos problemas, que sólo se pueden resolver con subida de tipos.

¿Qué marcha cree que tomará Ezentis tras la marcha de García-Durán de la directiva?
Ezentis es una promesa. Estuvo al borde del concurso de acreedores, pero han refinanciado deuda y pueden costear su plan estratégico hasta 2017. Pero su problema es que su negocio depende mucho de Iberoamérica y Sudamérica.

Es posible que muchas de estas obras se paralicen por la caída de las materias primas. Si a esto le sumamos el efecto divisa con una alta inflación, empresa como Ezentis, pueden tener problemas para cumplir con sus planes de negocio. Para mí no sería una apuesta.



¿Le gusta más Zeltia? Dejará de cotizar el día 30 y el 2 de noviembre comenzará a cotizar bajo PharmaMar.
Nunca he sabido cómo valorar Zeltia, pues es una eterna promesa porque depende de patentes que van por fases. El problema de Zeltia es que la mayoría de sus productos nunca llegan a la fase 4 y nunca son rentables. Sus últimos resultados no han sido malos, tiene buenas perspectivas en EEUU, pero para nosotros sigue sin ser una apuesta porque somos incapaces de valorar los ratios, que son malos, y que dependen de cosas futuras, por lo que sería casi una entelequia.


¿Qué oportunidades ve?
Pese al bajo precio del petróleo y las materias primas, ya tenemos en cartera algunas petroleras y mineras. Repsol puede ser una oportunidad a partir de 10 euros.

También nos gustan mucho las papeleras, Europac, Iberpapel o Ence. También apreciamos las utilities, que estamos viendo que tienen buenos resultados, dividendo y bajo riesgo. Ahora bien, creemos que en algún momento el sistema debe normalizarse y, cuando se normalice, la renta variable caerá porque implosionará la burbuja de la renta fija. Por ello, somos producentes y lo seguiremos siendo el próximo año.

Con la bolsa española no soy nada optimista. Creo que no deberíamos estar antes de que pasen las elecciones, sólo en valores muy puntuales. A partir de enero, si la situación es relativamente llevable dentro del gobierno que se vaya a formar, sí podríamos apostar por España, aunque no soy optimista de cara a 2016 porque la situación de la RF es muy complicada y, cuando suban los yield, los gestores venderán RV y, hasta que no se suban tipos, las bolsas seguirán sustentadas por los bancos centrales y seguir apostando porque vayan a seguir inyectando capital, no me parece una buena idea de cara a medio/largo plazo.