Es habitual. Después de un día de caídas en los mercados en los que los menos optimistas clamaban por la cercanía, hoy toca la respuesta de los inversores más positivos con respecto a las bolsas.
Uno de ellos es Peter Morici, un economista estadounidense que hoy ha escrito un artículo en el que afirma que las bolsas aún tienen recorrido, a pesar de cotizar muy cerca de sus máximos históricos.
“Los cambios en la tecnología y en la economía permiten a las compañías usar el capital de una forma más eficiente, lo que va a permitir a las acciones subir mucho más”, ha escrito hoy Morici. (Ver artículo en www.moneynews.com)

El experto hace un repaso por la historia empresarial de Estados Unidos y compara la revolución que supuso la idea de Henry Ford para la industrial del automóvil. Y también hace una referencia a la aportación de Google es estos poco más de quince años desde que se fundó.

“En la economía digital las innovaciones no necesitan de una gran cantidad de dinero para crear una compañía valiosa” ya que no necesita las infraestructuras de las compañías de otras épocas, explica el experto.

“De esa forma, las grandes compañías están repletas de billones de dólares en efectivo y pocas oportunidades para usarlo. Junto con inversores individuales han invertido ese dinero pagando grandes sumas de dinero en salidas a bolsa de empresas como Twitter o Facebook. Y muchas grandes empresas han comprado grandes paquetes de esas firmas”, apunta Morici.

En su opinión, eso es lo que ha provocado que esas compañías hayan alcanzado cotizaciones record y han provocado la caída de la rentabilidad de dividendos y la rentabilidad de los bonos, por ejemplo.

De acuerdo con Morici, cuando la FED comience a subir los tipos de interés, la rentabilidad de los bonos subirá, pero no tanto como esperan muchos inversores. “Los negocios ya no necesitan pedir prestado tanto dinero en la era digital, como antes”, explica.

“Y con los problemas en Oriente Medio y los bancos europeos y sus gobiernos aún con problemas y China –que sigue siendo un lugar poco seguro para invertir, Estados Unidos sigue siendo un paraíso para los inversores.”

El experto recuerda que las bolsas estadounidenses cotizan con valoraciones superiores a la media y apunta que el S&P 500 tiene un per de 19,5 veces frente a una media de 18,9 veces. Sin embargo, explica que cuando el índice superó la barrera de los 1.000 puntos en 1998, el PER estaba en 25 veces.

Con todo, Morici afirma que “las acciones no están sobrevaloradas. De hecho, dado cómo la economía digital puede crear riqueza de l cash de los inversores, la renta variable está muy infravalorada”, anota el economista.
Apunta que un PER de 25 implicaría que el S&P 500 podría llegar a cotizar en los 2.500 puntos.

Su consejo para los inversores es “cada mes ponga un 10% de sus ingresos en un fondo ligado al S&P 500 y conseguirá riqueza fácilmente. Conforme se acerque su momento de jubilación, retire la mitad de sus ahorros y conviértalos en efectivo –bonos del tesoro, por ejemplo-“, aconseja el experto.

(Si quieren recibir alertas cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí.)