Richard Carlyle, especialista de inversiones de Capital Group, explica las oportunidades de inversión que ofrece España y Europa en general.
Uno de sus principales productos estrella es su fondo, Capital European Growth Income, ¿por qué creen que es interesante invertir en Europa en el momento?

Creemos que cuando miras los grandes bloques económicos del mundo en este momento, la recuperación de la economía americana es claramente firme y sólida. Las tasas de desempleo han caído desde el 10% hasta cerca del 5% y esto está bien descontando por los inversores, bien descontado en los precios de las acciones, así que el mercado de EE.UU. está descontando correctamente la recuperación. Y respecto a los otros grandes bloques, en Japón, Abenomic está teniendo un efecto positivo en la economía, quizá no tan grande como muchos esperaban, pero sí está repercutiendo por ejemplo en el gobierno corporativo, aunque el resultado general sigue siendo bastante incierto todavía. Por tanto, creemos que Europa es el principal bloque para invertir los activos donde podemos encontrar buenas valoraciones. Si se miran las compañías europeas con una buena exposición a Europa, estas entidades se pueden comprar 4 o 5 puntos más baratas que sus homólogas americanas y mientras la recuperación económica siga cobrando impulso, creemos que hay valor en Europa.

¿En qué consiste este fondo? ¿En qué tipo de activos invierten?

Este es un fondo de renta variable de grandes compañías. Compramos compañías con potencial de crecimiento de los dividendos, que ofrecen una buena rentabilidad por dividendo. Es un fondo de renta variable europea de grandes compañías para la parte central de las carteras.

Actualmente Europa está viviendo un clima de incertidumbre por la situación griega. ¿Piensa que esto puede afectar en la renta variable durante mucho tiempo? ¿Podría estar en peligro la inversión en Europa?

La situación de Grecia lleva ya muchos años abierta y probablemente se alcance una solución sobre algunos aspectos. Creo que es importante recordar que en términos de renta variable, Grecia representa una parte muy pequeña del mercado europeo, por ejemplo Milán tiene un PIB más alto que el de Grecia. Estamos además en una situación en la que Grecia parece que ha quedado aislada. Si volvemos la vista atrás dos o tres años, en aquel momento la periferia en conjunto atravesaba una situación problemática y cuando aumentaban los costes de endeudamiento de un país, aumentaban los de todos, pero ahora la situación es muy diferente. El problema solo afecta a Grecia y no creemos que una salida de Grecia de la eurozona hiciera descarrilar la recuperación económica de la eurozona, que parece estar ganando impulso para nosotros.

Las bolsas europeas están influenciadas por el QE puesto en marcha por el BCE. ¿Considera que veremos un enorme rally el resto del año?

El QE en Europa es interesante en el sentido de que desde nuestro punto de vista, el QE en Europa probablemente ha sido demasiado y demasiado tarde. Si se mira el QE en EEUU, en Reino Unido o en Japón, empezó en un momento en el que en términos generales los rendimientos eran más altos. En Europa los rendimientos ya están muy bajos y su intención es comprar enormes cantidades de bonos en un momento en el que los precios son altos y las rentabilidades bajas, así que no estoy seguro de que vaya a tener un gran efecto, pero sí seguramente aportará liquidez y mantendrá los tipos en niveles bajos al menos los próximos 18 meses, lo que es un gran respaldo para el mercado. ¿Veremos un gran rally? Nuestra opinión es que ya estamos teniendo un gran rally. Nuestro fondo europeo ha subido un 16% este año. Estamos viendo buenos resultados, aunque hay que reconocer que en parte se debe a un euro débil, pero ¿creemos que esto seguirá? No lo sé, no soy un especialista en previsiones a corto plazo, aunque creemos que es un buen momento para invertir en Europa.

Su manera de invertir es bastante conservadora y practican el value investing para obtener rendimientos a largo plazo. ¿Puede dar algunos nombres de compañías en los que estén expuestos en estos momentos?

Cuando se analiza el fondo y se analizan las principales posiciones, se ve que es un fondo construido a partir es una estrategia bottom up. El fondo está gestionado por tres gestores de convicción que aportan sus mejores convicciones a la cartera y las combinamos en un solo producto de una manera sensata. Si se mira el listado de compañías, se encuentran grandes blue chips que muchos inversores conocen. Tenemos nombres como Novartis o Royal Dutch Shell que son muy comunes en los fondos de renta variable europea. También tenemos Daily Mail, un medio de comunicación británico, un periódico que nos gusta por la difícil transición que está haciendo desde el papel hacia un exitoso negocio en la edición on line. Si se mira la versión on line del daily mail, la rentabilidad de sus anuncios es poco habitual. También tratamos de encontrar compañías que se beneficien de los bajos tipos de interés. Incorporamos Groupe Eurotunnel hace algún tiempo, una compañía con grandes niveles de deuda, pero con beneficios estables a largo plazo y una marca bien establecida que data de los años 60. Esta compañía se puede beneficiar de los bajos tipos de interés para refinanciar sus deudas con tipos más bajos. Por tanto, el fondo es una combinación entre grandes compañías muy conocidas e ideas no tan habituales que proceden de nuestros esfuerzos en el campo de análisis.

Centrándonos en España… ¿ve oportunidades de invertir en compañías del Ibex 35?

Tradicionalmente, Capital Group ha sido un inversor a largo plazo en España. Por ejemplo, llevamos invertidos en Inditex desde que salió al mercado en mayo de 2001. Ponemos en práctica lo que podría llamarse un “nuevo enfoque geográfico” e Inditex es un buen ejemplo de ello. Mucha gente piensa que Inditex es una empresa española, es cierto que genera muchas ventas en España, pero nosotros la consideramos como un minorista global. Invertimos en compañías sin tener en cuenta el país o el lugar donde cotizan. También invertimos en Grifols, hemos sido grandes inversores en el sector financiero de forma periódica y estamos contentos con nuestras inversiones españoles. Es bueno ver la recuperación de la economía española, las previsiones de crecimiento del PIB son del 3%, es bastante posible que España crezca más rápido que Alemania este año y mucha gente no esperaba eso hace unos meses. Estamos encantados de ver que la economía española lo está haciendo mejor.

¿Cómo cree que lo puede hacer el mercado español en lo que resta de año?

No hacemos previsiones a corto plazo para mercados individuales, si no que por el contrario preferimos las perspectivas a largo plazo. La experiencia del Reino Unido es interesante. Es decir, la experiencia del Reino Unido nos muestra que cuando comenzó a tener cifras positivas de PIB fue mucho tiempo antes de que se aceptara de forma más global que la recuperación estaba en curso. Llevó mucho tiempo que las cifras de desempleo se redujesen para que se hablase de recuperación del empleo y llevó tiempo que la recuperación llegara a los salarios reales. Por tanto se hablaba de la recuperación en las cifras, pero no en la parte de los salarios. Y es posible que esto se repita en España y por tanto creemos que hay que ser cautos en el corto plazo. Es bueno ver la recuperación del PIB en los números, pero normalmente lleva tiempo hasta que esto llega a las cifras de desempleo y a los salarios reales. Hay que ser cautos con esto.

Una de sus estrategias es invertir en compañías que entregan dividendos con posibilidades de incrementarlos. ¿Cómo seleccionan esas empresas?

Ponemos el foco en los dividendos por una simple razón. Si se miran los números a muy muy largo plazo, como a 100 años, alrededor de un tercio de los rendimientos que se obtienen en las inversiones en renta variable proceden de los dividendos. A la gente que pone el foco en los precios de las acciones les cuesta entender que los dividendos son la clave del rendimiento total que se obtiene. Por tanto, nos gustan las compañías con una rentabilidad razonable, el fondo suele tener compañías con una rentabilidad por encima de la del mercado y nos gustan las empresas con una disciplina para hacer crecer la rentabilidad de sus dividendos año tras año. Esto sirve como protección cuando la bolsa cae. En estos momentos, estas blue chips con rentabilidades más altas tienden a comportarse mejor y esta es una característica fundamental de la forma en la que queremos que se comporte el fondo y de hecho, de la forma que se ha comportado a lo largo de sus doce años y medio de trayectoria.