Con los principales índices estadounidenses instalados en máximos históricos, la cuestión en unas pocas semanas será si los resultados del tercer trimestre justifican los actuales múltiplos; su valoración. 
Los estrategas de la firma acaban de publicar una nota para sus clientes en la que prevén una “caída adicional de las expectativas de beneficios para el S&P500 de aquí a final de año”. No hay que olvidar que en apenas dos semanas acabará el tercer trimestre del ejercicio y nos encontraremos en plena temporada de resultados. (Martin Wolf: Nada ha cambiado, es inevitable otra crisis financiera)

múltiplos en S&P 500


No es descartable que se repita el debate de hace tres meses, es decir, si los beneficios de las empresas cotizadas no exceden las previsiones de los analistas, probablemente el mercado terminará sufriendo. Esto, además, sucede con el Dow Jones en máximos históricos y el S&P 500 batallando con la cota de los 2.000 puntos. Es decir, en niveles muy controvertidos. (Jim Cramer: Esta acción controvertida es un auténtico lujo)

En estas circunstancias, los expertos de Morgan Stanley apuntan “en los últimos años hemos visto una clara expansión del múltiplo hasta las 16X, superior a la media del S&P500 desde 1976 (13,8 veces). La expansión de múltiplos ha coincidido con unos menores tipos de interés reales”. (¿Qué han destacado los expertos de Wall Street?)

Múltiplos y tops


En la firma insisten: “si vemos la relación histórica (desde 1930) del múltiplo P/E y los múltiplos reales a largo plazo, vemos que los múltiplos actuales descuentan unos tipos de largo plazo del rango 2%-4%”. La mayor parte de los analistas descuentan que la FED comenzará a subir los tipos a mediados del año que viene, probablemente la primera subida del precio del dinero podría producirse a partir de junio. Todo, claro está, si la economía no mejora con robustez y la autoridad monetaria decide tomar esta decisión anticipadamente, algo que no parece muy probable si atendemos a las palabras de su presidenta, Janet Yellen, el pasado miércoles.

“Si miramos la evolución anual media de las expectativas de crecimiento de beneficios del consenso desde 1976 hasta 2013, se observa cómo a principios de año se suele esperar un crecimiento del 14% en enero y se termina el año con un crecimiento sustancialmente inferior”, explican en la firma.

Es más, sus estrategas creen que “según las estimaciones bottom-up de consenso, que el mercado actualmente descuenta un crecimiento en BPA del 8% para el S&P500 hasta los 120 $ mientras que nosotros tenemos estimaciones más conservadoras (118 dólares).

Creemos que las expectativas del consenso tienen que caer todavía más este año y nuestras expectativas de beneficios para el S&P500 el año que viene son menores que las del consenso (126 dólares vs. 134 dólares consenso).

Los peres caerán


Si quiere recibir alertas cuando el S&P 500 cambie de ciclo bursátil, pinche aquí.