No son buenos momentos para la banca, y menos para la europea que no sabe dónde encontrar la rentabilidad de un negocio que languidece bajo la sombra de la política de tipos negativos del Banco Central Europeo. ¿Cuáles son los bancos que menos gustan a los inversores que buscan valor? La web americana GuruFocus señala a las tres entidades menos queridas y una de ellas es española, el Santander.
 
Los planetas  que orbitan en el mundo financiero no están alineados para la banca. Su negocio vive aprisionado entre una regulación que encarece la inversión crediticia, una política de tipos de interés cero que tira por los suelos los intereses que cobran. Por si fuera poco la implosión tecnológica ha permitido que muchos servicios que hasta ahora la banca ofrecía en exclusiva estén a disposición de los usuarios a solo un click.
 
En Europa, además, la sombra de la crisis financiera sigue siendo muy alargada: la reestructuración de la banca italiana sigue pendiente y lo que hasta hace unos años era un tabú –la salud de la banca alemana-, ahora se ha convertido en uno de las principales preocupaciones para los inversores.  Es Deutsche Bank el que recoge la mayor parte de los problemas de esta industria. Los problemas con la ley y las numerosas  multas, su posición en el mercado de derivados, así como los retos a los que se enfrenta el resto del sector en el viejo continente han provocado que los inversores reclamen una intervención –bien pública o estatal-.
 
En este entorno, las acciones de Deutsche Bank caen alrededor de un 50% en lo que va de ejercicio. No extraña, por tanto, la información que publica la web Gurufocus en la que se explica que los gurús value han salido en tromba del capital de la entidad germana. Además, lo han hecho antes de conocerse que tenía que pagar una multa de 14.000 millones de dólares a las autoridades americanas por la comercialización en este país de productos subprime.
 
Esta información apunta a que a pesar de los problemas del sector, muchos han mantenido posiciones en otras entidades alemanas. Con todo, han abandonado otros dos bancos casi con la misma rotundidad que con Deustche Bank: Lloyds y el Santander.
 
En el segundo trimestre la entidad que tenía menos peso en las carteras de los gurús que invierten siguiendo criterios value era el banco alemán.  Representaba, en concreto, un 0,03% del conjunto de carteras que siguen en esta publicación.  En realidad solo estaba en tres carteras y en total controlaban  algo más de 57.000 acciones.  Estos tres gurús eran David Dreman  (Dreman Value Management), John Burbank (Passport Capital) y Jim Simons (Renaissance Technologies), aunque este último ha vendido casi toda su participación.
 
Banco Santander
Tampoco están generando entusiasmo entre los inversores value que sigue Gurufocus las acciones de Santander ya que suponen tan solo un 0,05% de todas las carteras. En total, cuatro de ellos tienen 1,2 millones de acciones en conjunto.  Dos de ellos se repiten con Deutsche Bank,  David Dreman y Jim Simons.  Los otros dos son  Ken Fisher (Fisher Asset Management) y Murray Stahl (Horizon Kinetics).
 
Las acciones del Banco caen algo más de un 12% desde que se inició el ejercicio. Si se observan los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión, se observa que la cotización de la firma está en fase de consolidación con una puntuación de 5,5 en una escala que va del cero al diez. Aunque la tendencia a largo y medio plazo es alcista, no lo son ni el momento, ni el volumen, ni la volatilidad.

Banco Santander
 
Lloyds Banking Group
El tercer banco menos desado por los gurús que invierten con un estilo value es el británico Lloyds Banking Group. De hecho, la entidad representa alrededor del 0,8% de las carteras que monitoriza esta publicación.

Un total de cinco inversores tienen una posición de 95,1 millones de acciones.  El NWQ Managers ha iniciado su posición en el segundo trimestre. También está en la entidad del Reino Unido David Dreman, Jim Simons y Ken Fisher.  También tiene posiciones en Lloyds Sarah Ketterer (Causway Capital Management).

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Ser rescatado, o no serlo. Esa es la cuestión para Deutsche Bank”
“BBVA pierde a los puntos su batalla con el banco Santander”