El driver más importante ahora mismo en los principales índices es la duda de que la Eurozona entre en una tercera recesión, no estoy diciendo que esto vaya a ocurrir, pero las estimaciones de crecimiento del PIB de las principales economías de la Eurozona se han revisado a la baja y están peor que en el último informe del FMI. 
Eso junto a los riesgos geopolíticos y que tanto el S&P500 como el DAX, desde los mínimos de 2009 han subido más del 180%, son factores que hay que tener en cuenta.

El primer nivel a tener en cuenta es el de los 9.000 puntos, que ya lo hemos perdido. El siguiente soporte que vemos sería el de 8.550 puntos y si perdemos ese iríamos a los 8.200 puntos. En un índice, una caída del 18-20% entra dentro de lo normal después de haber subido tanto. Ahora bien, estos niveles son importantes con lo que todas las alarmas se encenderían si perdemos los 8.200 puntos.

En cuanto al S&P500 lo mismo, marcó los máximos en 2.000 puntos y ayer perdió los 1.900 puntos. El siguiente nivel lo colocaríamos en 1.800 puntos y aquí la señal de alarma llegaría en los 1600 puntos. todo lo que no sea perder es nivel, entra dentro del rango normal teniendo en cuenta los factores antes mencionados.

El VIX es uno de los índices que seguimos muy de cerca. Lo que no entendía es que el VIX ante todas las dudas que hemos tenido, el VIX estaba en los 12 puntos. Tiene una correlación inversa con el S&P500. Este índice tuvo una subida importante a principios de año, con el problema del peso argentino y el posible efecto dominó en la fuga de divisas de los emergentes, y luego se ha mantenido en niveles muy bajo. Ahora está demostrando lo que pasa en el mercado al superar los 20 puntos y aunque podría tener algún alto en el camino, en momentos de mucha tensión llegó a superar los 45 puntos por lo que si llegara a este nivel, sería muy negativo.

Los que se quieran cubrir el VXX, de iPath, que replica lo que hace el VIX. Si por el contrario, llega a los niveles superiores y vemos que la situación se va tranquilizando podemos comprar el XIV, que tiene la evolución inversa al o que hace el VIX. Si pensamos que la volatilidad se tranquilizará tenemos que comprar el XIV.

El primer punto que sorprende en el tema del petróleo es que a pesar de lo movidos que están los mercados, ha ido bajando cuando históricamente ha sucedido todo lo contrario. En este caso tenemos muchos factores y el petróleo no hace más que bajar lo que refleja que hay dudas ante el momentum del crecimiento a nivel global, que algunos de los países de las principales economías cada vez son más autosuficientes y el sector que se debería ver beneficiado por un petróleo más bajo es el de las aerolíneas, transporte, logística, mensajería urgente…Es cierto que al mismo tiempo, el efecto negativo de la crisis del Ébola y la posible reducción del número de pasajeros a veces contrarresta el efecto positivo de un petróleo más bajo.

No se puede descartar una tercera recesión al calor del último informe del FMI, donde ha reducido las previsiones de crecimiento no sólo de 2014 sino para 2015 también. A pesar de que hay tres economías que están yendo muy bien: EEUU, Reino Unido y Canadá, éstas deben exportar y si un área económica tan importante como la Eurozona va perdiendo momentum, llevará a un efecto global al resto de economías que están recuperando. El riesgo es evidente y claro.

No se prevén grandes sorpresas para los test de estrés. Se está evaluando un 80% del sector banacario europeo, se habla de que si puede haber alguna sorpresa negativa hablaríamos de 10-12 entidades, en Italia por ejemplo tendríamos Monte de Paschi Siena, Banca Popolare de Milano, BNP Paribas en Francia, en Grecia Piraeus Bank, Alpha Bank también y la sorpresa vendría de la mano del alemán Commerzbank o incluso de los bancos de los länders alemanes, que son como las cajas de ahorro españolas.

Los datos que está analizando el regulador son datos a 31.12 de 2013 con lo que si hay algún suspenso, a día de hoy ya lo han mejorado. Por ejemplo, Moody´sdecía que ahora la visión es mucho más positiva en el sector porque la morosidad se estaba revirtiendo con lo que no esperamos grandes sorpresas.

Hay plazos que se marcan hasta 70 días en que se puede aceptar la OPA o no. Además hay una investigación de la CNMV por posible uso de información privilegiada. Son los plazos normales pero para los pequeños accionistas sin duda acudiría porque supone una prima muy importante sobre el cierre de 31/12/2013 de casi el 70%, es en efectivo, 13 de los 14 analistas que han comentado la operación recomiendan ir a la operación e incluso Pujals aceptará también esta oferta. El múltiplo es de 33 veces, con lo que no hay mucho más recorrido desde estos múltiplos.

Nuestra apuesta par el mercado español es Técnicas Reunidas. Ya había estado en los 45 euros, arrastrada por el mercado se ha ido al soporte en los 37-38 euros, un buen punto de entrada con potencial de revalorización de alrededor el 20%. Lo que son los fundamentales de la compañía son óptimos, sólo un 5% de los ingresos llegan de España y con la actual tendencia de fortalecimiento del dólar le beneficiaría. Llega este año a 5.000 millones de euros en contratos y con la cartera de pedidos podría cubrir hasta 3 años de contratos. Por ello, es la opción que nos parece más interesante.