Los expertos de UBS acaban de publicar una nota para sus clientes en la que señalan que la actividad exploración petrolera ha caído al menor nivel en los últimos años y que ha llegado el momento de especular en un sector que se tambalea.
 
En la firma de análisis consideran que solo unas cuantas compañías ligadas a la energía van a poder resistir en Estados Unidos, sobre todo si la OPEP no recorta cuotas de producción y los precios siguen hundidos. De hecho, la actividad de exploración de petróleo no convencional fue la primera en reducir su actividad hace ya más de un año para responder a la sobreoferta del mercado.

Estas son las empresas que podrían sobrevivir a la hecatombe, según los analistas de UBS:

Baker Hughes yHalliburton: La compañía anunció el año una fusión con el gigante Halliburton en una operación que estaba valorada en unos 34.600 millones de dólares. En aquel momento surgieron incertidumbres ligadas, sobre todo, a si habría problemas relacionados con la competencia, debido al tamaño de la nueva compañía.

Aunque aún no se ha cerrado la operación, los plazos pueden extenderse hasta 2016. Los analistas de UBS consideran que hay un 90% de posibilidades de que la unión de las dos empresas salga adelante y que el cierre podría producirse en 2016.

La acción cae alrededor de un 18% desde mayo, lo que para esta firma implica que se ha creado un punto de entrada interesante en el valor.

En la firma otorgan a Baker Hughes investors un precio objetivo de 70 dólares, lo que le daría un potencial de más de un 30% desde los niveles actuales.

Los expertos de UBS le dan un precio objetivo a Halliburton de 60 dólares, lo que implicaría un potencial de un 50% con respecto a la cotización actual.



Schlumberger: Se trata de la mayor compañía de servicios petroleras del mundo y, como el resto del sector, sus acciones han sido muy castigadas.

En el último año, su cotización cae más de un 7%, aunque la cifra es mucho mayor si se mide desde los máximos del ejercicio. De hecho, el descenso la han situado, en opinión de estos expertos, a valores atractivos.

Explican estos y otros analistas que su diversificación geográfica le va a permitir seguir recibiendo un flujo constante de ingresos en los próximos años, a pesar de la caída de los precios. Sus mercados más importantes serán, de hecho, Rusia, Arabia Saudí, Irak y China.

Los analistas de la entidad le otorgan un precio objetivo de 100 dólares por acción, por encima del consenso. A estos precios, la compañía tendría un potencial de revalorización de un 20% desde los niveles actuales.

Weatherford: La situación del sector ha obligado a la empresa ha caído en bolsa alrededor de un 50% desde los máximos del pasado verano y ha anunciado el recorte de su plantilla en un 15%, alrededor de 11.000 personas en lo que va de año.

Se trata de una forma que tiene la empresa de compensar la caída de los precios; recortando costes. Sólo este año ha ahorrado más de 800 millones de dólares.

Más allá de Estados Unidos destacan los analistas que los cambios en la legislación de México el año pasado supone un buen revulsivo para la empresa, a pesar de las caídas en los precios del petróleo.

En UBS le dan un precio objetivo de 15 dólares por acción, lo que implicaría una posibilidad de subidas de un 34% desde los niveles actuales.

Petroleras mencionadas


QUIZÁ LE INTERESE LEER: “En la Guerra de la energía no gana nadie”