Es el virus que más preocupación está causando a nivel mundial. Son miles de muertes las que ya se está llevando esta enfermedad tras el brote que ha surgido en África occidental. 
Aún no han encontrado vacuna , solo un suero experimental que ha desarrollado Mapp Pharmaceuticals y que ya están probando en tres pacientes (entre los que se encuentra el religioso español). Sin embargo, hay otras cotizadas que llevan un tiempo trabajando en encontrar la cura. Obviamente, estamos haciendo referencia al ébola.

Para muchos es la afección que, de no controlarse, podría provocar daños aún más terribles de los que ya está causando. Desde el pasado mes de febrero de este mismo año hemos visto como el número de infectados y fallecidos ha ido incrementándose sustancialmente, hasta los 932 según el último informe de la OMS.

La escalada de esta pandemia ha provocado que el organismo sanitario haya declarado que el brote se encuentra sin control. El clima de preocupación ha ido subiendo peldaños a medida que se transmitía a nuevos territorios e iba proyectándose hacia las puertas de Europa. Como siempre en estas circunstancias, el miedo va ganando enteros frente a la tranquilidad.

Sin embargo, hay dos cotizadas en particular que llevan durante varios meses investigando para encontrar un posible cura al ébola. Son Tekmira Pharmaceuticals y BioCryst. Ambas cotizan en el Nasdaq y su capitalización no sobrepasa los 350 millones de dólares en el caso de la primera y los 750 millones de dólares, en el de la segunda.

Estas dos compañías del sector biofarmacéutico son una de las principales esperanzas para encontrar la panacea de este terrible contagio masivo en territorio africano. Aunque ambas empresas están lejos de dar con la tecla y el tratamiento adecuado, son las que tienen mayor terreno ganado. Sus estudios van progresando y más según avanza el tiempo.

Tekmira farmacéuticos tiene su sede en Canadá y el pasado mes de julio presentó una actualización de su tratamiento denominado TKM-Ebola, en Fase 1, aprobado por la FDA (Food and Drug Administration). La compañía informó que va a proporcionar una respuesta completa y espera que la cuestión se resuelva para el cuarto trimestre de 2014.

“La carta restricción clínica confirma que la FDA está buscando datos para dilucidar el mecanismo potencial de liberación de citocinas y una modificación al protocolo para la porción de dosis múltiple ascendente de la prueba para garantizar la seguridad de los voluntarios sanos”, expone en una carta la compañía.

En ese mismo escrito van aún más allá, dando detalles de que su estudio está resultando positivo para sus intereses. “El 21 de mayo de 2014, la Sociedad expuso los resultados del estudio que demostró la administración del TKM-Ebola en la ausencia de cualquier pre-medicación con esteroides y la respuesta fue tolerada con una dosis de 0,3 mg”, rezaba el texto.

Las acciones de la compañía han mostrado una revalorización importante en la última semana. Desde encontrarse por debajo del nivel de los 11 dólares, hasta tocar los 16 dólares. La subida ha sido de prácticamente el 40% en el mercado norteamericano. Aunque hay que descontar la volatilidad que ha vivido en el último año.

De ser exitoso su estudio del ébola y si logra un tratamiento o vacuna efectiva, sus réditos podrían multiplicarse de manera desmesurada. Pero para eso habrá que esperar. Por el momento el consenso de mercado recomienda el 100% la adquisición de sus acciones con un precio objetivo superior a los 27 dólares.

Por su parte, BioCryst Pharmaceuticals es otra cotizada que va en esa misma línea. Se encuentra desarrollando el BCX4430, que es un antiviral de amplio espectro para las fiebres hemorrágicas. La compañía planea desarrollar estos compuestos en colaboración con las agencias del gobierno de Estados Unidos.

Las acciones de la compañía se han comportado de manera muy irregular en los últimos meses. Pero eso podría cambiar si su investigación contra el ébola sigue en curso positivo. De hecho, el 83% del total del consenso de mercado recomienda la compra del valor mientras que el precio objetivo es superior a los 17 dólares.