En el año de la recuperación de la economía y, por tanto, de la confianza en el mercado, las compañías españolas hacen fila para dar el ‘toque de campana’ en la bolsa española. Testa, Abertis Telecom y Talgo se antojan como las tres llegadas más relevantes de lo que queda de año. 

Aena podría llegar a ser el único actor público cotizando de los tres candidatos posibles de los que se lleva hablando desde comienzos del año pasado. Ni Loterías y Apuestas del Estado, la ‘joya de la corona’, ni Paradores parecen estar por la labor de dar un paso al frente a pesar del buen hacer del gestor aeroportuario en sus cuatro días de cotización en bolsa.

Saeta Yield daba, por su parte, sus primeros pasos este lunes. La filial de renovables de ACS llegaba al parqué madrileño de la mano de inversores institucionales y con la promesa de uno de los mejores dividendos de nuestro mercado. Destaca el hecho de que el valor de mercado de Aena duplique al de su colega de renovables que alcanza los 850 millones de euros.

Ahora bien, con el pistoletazo de salida ya lanzado… ¿quién falta por seguir sus pasos?


PRÓXIMAS SALIDAS A BOLSA

Testa. Si la cosa va de filiales…lo suyo es ser el perfil inmobiliario de Sacyr. Su salida, allá cuando se produzca, será más bien una continuación de un proceso aún por completar y es que Testa ya cotiza en bolsa, aunque de manera residual, con un free float del 0,67%. La constructora sigue controlando el 99,33% restante.

Se habla de una OPS por valor de 300 millones de euros que, en principio, no irá destinada a minoristas.

La clave de esta ampliación del capital en el mercado es limpiar el balance de su matriz. Si excluimos las dos participaciones que tiene Sacyr en Repsol y en Itínere, la deuda por negocios ascendía a 3.062 millones de euros a cierre del tercer trimestre de 2014. De esa cifra, 1.655 millones correspondían a Testa. En el momento en el que culmine su salida a bolsa, la filial inmobiliaria vendrá a completar un proceso de saneamiento en dos fases: por un lado, el pasado 23 de diciembre en Junta Extraordinaria de Accionistas, Testa aprobó una reducción de capital de 669 millones de euros; por otro, ese mismo día se comprometía a devolver con reservas otros 527 millones de euros para dar por saldada la deuda.

A esta cantidad se sumará el beneficio que Sacyr obtenga por la venta de Testa de la que se dijo en su día pretendía controlar el 70% del capital como mínimo, con lo que se estima que podría sacar a mercado un máximo del 29,3%.

¿Por qué en 2015? Es un año propicio para la cotización en bolsa de las inmobiliarias. A las siete SOCIMIs que ya están en la bolsa española, se podrían sumar entre siete y quince nuevas incorporaciones, según cálculos del sector. Muchas de ellas han sido constituidas por fondos de inversión extranjeros que estarían adquiriendo inmuebles de gran calidad, como centros comerciales, para aprovechar los precios de derribo a los que se encontraba el sector del ladrillo en España. Desde la salida de Entrecampos en el año 2013 se han sumado nombres como Merlin Properties, Hispania, Lar o Axia Real State. El mismísimo George Soros está detrás.


Abertis Telecom
. Es la gran olvidada en los famosos ‘recuentos’ de salidas a bolsa previstas para este año. ¿Por qué? Parece que la propia compañía ha dejado de lado los planes de saltar al parqué, a pesar de que no encontraría competidor similar en nuestro mercado.

Se estima que la filial de telecomunicaciones de Abertis podría capitalizar por valor de 2.000 millones de euros en bolsa en una operación que está prevista para antes del verano.

Con una deuda que supera en cuatro veces el Ebitda (800 millones de euros & 177 millones de euros, a cierre del tercer trimestre de 2014), se desconoce el porcentaje que Abertis vaya a sacar a mercado. La compra de 6.000 torres de telecomunicaciones en Italia, cerrada este mismo mes, podría ser el empujón definitivo para su salida a bolsa.

Sus comparables directos habría que buscarlos fuera de nuestras fronteras en compañías como las italianas El Tower o Rai Way o las estadounidenses American Tower y Crown Castle.

No tienen previsto reservar tramo para la colocación entre minoristas.


Talgo. Su salida se espera para el próximo mes de mayo después de casi cuatro años de retraso desde que surgieran, por primera vez, los rumores acerca de su debut bursátil. Tampoco contempla, por cierto, tramo para el pequeño inversor.

Se trata, en su caso, de una OPV valorada entre los 400 y 500 millones de euros, bajo la tutoría legal de Pegaso Rail International, para cuya colocación se estaría contando con JP Morgan, Santander y Nomura. Dicha compañía, propietaria de Talgo, está controlada en la actualidad por dos fondos de inversión como son Trilantic Capital Partners y MCH Private Equity. Detrás del primero de estos nombres, que controla el 64% de la firma ferroviaria, se encuentra la familia Abelló. La familia Oriol estaría representada a través del segundo de los fondos propietarios.

La cuestión principal es el plazo en el que expira su compromiso con Talgo. En 2016 es la fecha límite y a partir del cual ambos fondos tendrán la carta de libertad para soltar a la compañía. Antes esperan llegar al parqué madrileño.
El espejo en el que mirarse a nivel nacional es la vasca CAF, con una capitalización de 1.120 millones de euros. En el año se anota un 8% de subida, el doble que el Ibex 35.

La compañía está presente en ocho países, incluido España, que son Portugal y Francia, Suiza e Italia, y más allá Estados Unidos, Kazajstán y Uzbekistán.


Globalia. El valor estimado para el holding que preside Juan José Hidalgo asciende a unos 1.330 millones de euros por unos ingresos que ascendieron a 3.113 millones de euros a cierre de 2013 (a falta de que la compañía publique sus cuentas correspondientes al ejercicio pasado). Una vez cumplidas sus cuentas con Hacienda, el beneficio del grupo ascendió a 40 millones de euros.

¿Cuál es la clave de esta salida a bolsa? Básicamente qué apartado del holding sale a mercado dada la dicotomía de sus cuentas. El negocio aéreo protagonizado por Air Europa representó el 46% del total de los ingresos, mientras que la división hotelera se conformó con un 4% con un negocio mayoritariamente establecido en España (63% en el país, frente al 21% de América y el 13% del resto de países europeos).

En ese caso, su comparable más directa a nivel nacional sería IAG, aunque no por volumen de facturación. Este año, gracias a la caída del petróleo y a la recuperación del sector turístico, está llamado a ser ‘su año’, según los expertos. Por el momento, en el año se anota un 22% de revalorización en la bolsa española.

La salida a bolsa de Globalia, en principio, sí estaría contemplada para que participen inversores minoritarios.




Y LAS QUE FALTAN POR CONFIRMAR…

UNICAJA Y BMN.
Es el caso de dos ‘ex cajas’ como son Unicaja y Banco Mare Nostrum sobre las que se desconoce el modus operandi de su salida a bolsa en el caso de que se produzca este año. En cualquier caso, y una vez saneados los balances, ambas entidades podrían convertirse en la opción de comprar sector bancario nacional a precios de descuento, como sucede con Liberbank, a quien los expertos consideran una gran opción para tener exposición a bancos a precios de derribo.

Unicaja, resultado de la fusión de Ceiss, que aglutinaba a su vez a Caja Duero y Caja España, es la séptima entidad financiera por volumen de activos con más de 110. 000 millones de euros, por detrás de Banco Popular (140.000 millones).
En el caso de BMN, nadie olvida su rescate. Aún restan por devolver al FROB otros 1.600 millones de euros.


Isolux y Naturhouse cierran la lista de posibles en la bolsa española este año.