La inestabilidad política se ha aferrado al territorio español. Es un hecho y una realidad que el cambio de color del parlamento ha sido el repunte de las dudas del mundo inversor, que ha terminado también trasladándose a los mercados. Aún con todo, siempre hay que diferenciar. ¿Los inversores apuestan igual por el conjunto del país que por nuestra bolsa? Las apariencias sobre la imagen a veces pueden conducir a engaños…
 

A golpe de dudas se está moviendo el mercado español en los últimos tiempos. Varios factores están jugando en su contra. Si a las plazas mundiales, entre las que se encuentran las europeas, les está pasando el constante desangrado del precio del petróleo, a la bolsa española le está afectando de manera particular la incertidumbre en el ámbito político, no solo tras el resultado electoral del pasado 20 de diciembre sino también por el desafío catalán.

Con estos mimbres hay quién dice que la inversión extranjera ha provocado una estampida huyendo del selectivo nacional, si observamos los datos más recientes con caídas importantes respecto a sus homólogos de Europa. Los números suelen ser sinceros, pero para andarse con más tino y obtener una conclusión que se ajuste más a la realidad hay que observar la posición que tiene ahora mismo la inversión extranjera respecto al territorio español al igual que a sus empresas.

Si observamos los últimos datos proporcionados por EuroStat, que se corresponden con el tercer trimestre del pasado ejercicio, vemos una tendencia realmente llamativa. Y es que España es el cuarto país que posee menos inversión neta extranjera en relación a su PIB en Europa, tan solo por detrás de Chipre, Grecia y Portugal.

Aunque esos mismos datos solo mostrarían de toda la Unión Europea a tres países en positivo en cuanto a las inversiones netas en relación a su Productor Interior Bruto, que por orden de porcentaje serían Holanda (70,6%), Bélgica (58,9%) y Alemania (49,1%).
España se encuentra en estos niveles en parte por la situación interna que está viviendo. Un proceso de convulsión política que se cierne sobre las cifras de inversión de los no residentes en el territorio nacional. Con todo, “el 50% de la deuda española está en manos de los inversores internacionales”, tal y como comentaba recientemente Robert Casajuana, economista y Director de Inversiones institucionales de SLM.


No son las únicas cifras que avalan que el mercado español tiene un porcentaje de inversores extranjeros altos. Eso es algo que también se observa en las posiciones de las manos internacionales en las empresas españolas como comentó Antonio Zoido, presidente de BME, al cierre del 2015: “Estamos en récord de la posición accionarial de los no residentes, por encima del 41%, lo que es un indicador de confianza en las compañías españolas”.



Los datos proporcionados por el consenso de mercado, también permiten identificar a las gestoras de fondos con mayor participación en compañías del Ibex 35 en este momento actual, que son muy elevadas, a través de sus distintos fondos o carteras de inversión. En este caso es la gestora noruega Norges Bank Investment Management, uno de los mayores fondos soberanos del mundo, la que posee una participación mayor en compañías del selectivo nacional con 7.761 millones de euros en marzo de 2015.
Las gestoras estadounidenses: The Vanguard Group, con 6.199 millones de euros y BlackRock Fund Advisors con 5.496 millones de euros figuran en segundo y tercer lugar respectivamente.

De acuerdo con los datos recopilados y proporcionados por Domingo García Coto, director de Servicios de Estudios de BME, y por Santiago Fernández Valbuena, Consejero y director general de estrategia de Telefónica, y canalizados a través de un informe sobre “La Posición Internacional de la empresa cotizada española”, el valor de las participaciones en empresas del Ibex 35 en manos de estos inversores institucionales alcanza los 113.512 millones de euros a través de 8.673 fondos. Esto representa más del 15% de la capitalización de las empresas españolas cotizadas en Bolsa.

Asimismo, los inversores institucionales estadounidenses son los principales propietarios de acciones del índice de referencia del mercado español por un valor de 36.562 millones de euros a través de 1.293 fondos. En España son 2.915, los fondos e instituciones de inversión colectiva que tienen participación en empresas dentro del Ibex 35.

¿Cómo ven las firmas de análisis a España en este año?

Además del presente, en base al escenario que tenemos en este momento, varias de las firmas más importantes del mundo empiezan a dar su visión para España de cara a los próximos meses. En este sentido, JP Morgan Asset Management ve “oportunidades de inversión en España”, puesto que es “una parte del mercado europeo” que considera que “no tiene fronteras
Según comenta la gestora norteamericana “en los principales centros financieros hay poca preocupación sobre lo que está ocurriendo” en cuanto a la incertidumbre política que arrancó hace meses.

No es la única que ya ha dado su visión sobre España. Según Roberto L. Ruiz, director de estrategia de UBS, redujeron su posición sobre la bolsa española “a Neutral” en la primavera de 2015 “ante la perspectiva de mayor incertidumbre política y por el deterioro de la situación económica y depreciación de las monedas de América Latina”.



En esta línea recomienda actualmente “mantener posiciones pero preferir otros mercados con mayor visibilidad política o económica (como Italia y Alemania)” a la hora de querer apostar “por un  rebote de las bolsas”. Por eso afirma que “es probable que el Ibex 35 se quede algo rezagado frente a otros índices en un rebote si persiste la incertidumbre política”.
Para Barclays el aspecto que presenta ahora mismo el mercado español de cara al futuro no es nada malo y hay que tenerlo en el radar. “Los fuertes vientos de cola de un BCE acomodaticia, el petróleo barato y un euro más débil probablemente seguirán siendo de apoyo en 2016”, comenta la casa británica.


Vea el informe completo en laRevista Estrategias de inversión