Las tres compañías de redes sociales más importantes del mundo llevan tiempo compitiendo por ganar nicho de mercado, que tenga reflejo en Wall Street. ¿Qué acción podría ofrecer mayor rendimiento en los próximos meses?
No han pasado muchos años desde que el fenómeno de las redes sociales llego hasta nosotros. Se podría decir, incluso, que la industria sigue en su periodo de lactancia, aunque cada vez se visualizan mayores avances por el grado de celeridad con el que se desarrolla la tecnología. Sin embargo, pese a que esté en pañales, ya se puede hacer un balance sobre cómo ha funcionado cada cotizada en cuestión.

Las compañías más importantes del sector se resumen en tres nombres: Facebook, Twitter y LinkedIn. Son empresas cuya principal dedicación es el Social Media. La creación de una herramienta que permita interconectar a diferentes usuarios con una función concreta (o varias).

El nacimiento de este tipo de instrumentos fue creciendo hasta que se empezó a cuestionar el modelo de negocio de cada una de ellas. Un modelo de negocio que en algunos casos se encontró y en otros aún permanece en entredicho. Pero en definitiva las compañías dedicadas a las redes sociales apostaron por ponerse en valor para cotizar en bolsa.

Muchos expertos entonces rehuyeron de tomar posiciones en estas cotizadas, aunque el tiempo les ha quitado la razón. Hasta la fecha han demostrado ser una inversión segura si se entró en el momento de la OPV. En el caso de Twitter sube más de un 55% desde su estreno en el parqué neoyorkino, mientras que Facebook lo hace en más de un 92%.
(Ver: Faus: Venta especulativa de Facebook por debajo de 72,75$)

Cotización de Facebook desde su OPV
Cotización de Facebook desde su OPV


Pero el caso de LinkedIn va más allá. Quien decidiera apostar por este valor el día que comenzó su andadura en el mercado norteamericano, ahora mismo habría conseguido una rentabilidad de más de un 366%. Es decir, habría pescado una de las oportunidades más rentables de los últimos tiempos.

Cotización de LinkedIn desde su OPV
Cotización de LinkedIn desde su OPV+


Ahora lo que cabe analizar es cuál es el recorrido que les queda a cada una de ellas en función a los aspectos fundamentales que maneja el consenso de mercado y cuál es el valor que posee menos riesgo para realizar una inversión ahora mismo.

Así, en relación a la opinión que mantienen los expertos y siguiendo todas las variables más importantes, la apuesta más segura sería Facebook. La firma que lidera Mark Zuckerberg lleva mucho tiempo transformando su negocio. Ampliando sus redes a otros métodos de captar ingresos.
(Ver: Rumores sobre Facebook: podría intentar competir con LinkedIn)

Por eso, los analistas prevén que las acciones de la compañía suban más de un 18% en los próximos meses. Tanto que, incluso, Pivotal Research Group, considera que podría llegar a alcanzar los niveles de los 103 dólares, mientras que ahora atraviesa el rango de los 74 dólares, aproximadamente. De largo es la más recomendada para sobreponderar con un 87% de los analistas.

Ahí no queda todo. Todas las métricas en función de previsiones apuntan a que el valor puede volar, efectivamente, más alto. Se espera que el ratio PER pase de cotizar desde 62 veces a 43 veces, siendo el más atractivo del sector.

Además, las ganancias por acción pasarían de 1,68 dólares al cierre de este ejercicio a 1,92 dólares en 2015 y 2,57 dólares en 2016. Eso, mientras que las ventas se seguirían multiplicando sobre la base actual. De los 12.390 que se estiman para el presente año, obtendría 17.062 millones de dólares en 2015 y 22.478 en 2016.

Por otro lado, fijándonos en LinkeDin la realidad es diferente. Pese a todo lo que ya ha subido, el consenso de mercado considera, en promedio, que podría subir un 11% más en Wall Street, en relación a su precio objetivo medio.

Lo preocupante de esta empresa, concretamente, es que cotiza a 135 veces las ganancias, lo cual es algo que produce la huída de muchos inversores al considerar que el valor se encuentra por encima de lo que muestra en sí la compañía. Pero, aún con todo, sus fundamentales no son nada despreciativos.

De los 1,94 dólares por acción que se pronostica que gane en 2014, obtendría 2,78 dólares en 2015 y 4,15 dólares por título en 2016. Es decir, en dos años duplicaría su beneficio. Asimismo, su facturación sería de 1.192 millones de dólares a la conclusión de este año, de 2.943 millones de dólares en 2015 y de 3.799 millones de dólares en 2016.

En último lugar, se encuentra Twitter, que es la que presenta fundamentales menos sólidos, pero una posibilidad de revalorización en bolsa para la opinión de los brókers más fuertes. Para ser más exactos, el consenso espera que el potencial de subida de la acción sea de más del 31%.

Eso no exime de que, para los expertos, no tenga una solidez empresarial que invite abiertamente a tomar posiciones en el valor –de hecho el 44% de los analistas sobrepondera sus acciones y el resto opta por una posición neutral–.

Por ejemplo, en cuestión de ganancias por acción, se estima que este año obtenga tan solo 9 centavos, por los 34 centavos en 2015 y los 76 centavos en 2016. Esto hace presagiar que para el consenso aún no ha encontrado su modelo de negocio. De hecho se espera que sus ingresos sean para este año de 1.379 millones de dólares, pos los 2.044 millones de dólares en 2015 y los 3.064 millones de dólares en 2016.