El oro negro ha subido desde sus mínimos hasta un 50% en las últimas jornadas. Esto ha hecho replantearse la cuestión sobre si ya ha conseguido tocar suelo o si podemos ver nuevas caídas al respecto. ¿Qué opinan los expertos?
 
Claro está que el petróleo es uno de los asuntos cenitales de la actualidad. La evolución del barril de Brent y el WTI en los mercados de materias primas ha inundado las portadas de los medios económicos de los últimos meses. Los fuertes desplomes que ambos han sufrido desde sus máximos históricos por encima de los 125 dólares en el 2012 y la caída pronunciada desde mediados del 2014 llevaron a niveles de por debajo de 30 dólares. La cuestión es… ¿Hemos visto ya todo el recorrido bajista?

El sentimiento tan adverso con respecto al crudo se comenzó a dar la vuelta con un hecho simbólico, aunque poco efectista. Justo en el momento en el que varios países de la OPEP, encabezados por Arabia Saudí y Rusia, entre otros, decidieran congelar la producción a los niveles en los que se encontraba en el mes de enero. Eso sirvió como sustento y como un mensaje a navegantes para señalar que los más perjudicados por el desarrollo del petróleo actuarían con mensajes y anuncios para evitar caídas más fuertes.

Brent y WTI correlacion


Desde entonces el oro negro ha rebotado hasta sumar más del 50% en las fechas más recientes. Se trata de una subida significativa teniendo en cuenta el recorrido que había tenido hasta entonces. Según Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de Inversión, “parece que el suelo comienza a hacerse” en relación al crudo.

En este sentido, todo puede cambiar cuando se produzca un recorte de la producción. Eso cambiaría por completo el escenario del crudo para estabilizar los precios. En palabras de Ruiz para que haya “un recorte producción primero hay un paso previo que es la congelación de las producciones, que es lo que el mercado está empezando a cotizar un poco”.

En su opinión los “países productores poco a poco van a encaminarse a congelar la producción para luego recortarla”, lo cual haría que el rebote “pudiera continuar más en el tiempo”. Si bien, a día de hoy, “la oferta continúa siendo mucho más elevada que la demanda”. Realmente si estamos “ante un suelo de mercado tanto Reserva Federal como OPEP son citas clave”, explica.

Asimismo, John Kilduff, experto en commodities de Again Capital, señala que pese a la gran escalada del petróleo, “la situación no está mucho mejor para el crudo”. Aún con todo indica que se han producido algunos avances como las reuniones que el ministro de petróleo de Venezuela ha tenido con otros países productores, la mayoría de la OPEP y Rusia. Esto terminó con el famoso acuerdo de la congelación de la producción, “que fue visto con buenos ojos por el mercado”, apunta.

Sin embargo, este acuerdo lo sigue calificando como “tenue” y poco concreto, por lo que el entorno que envuelve al oro negro ha cambiado poco realmente. Así, analiza que “la demanda mundial sigue siendo una gran incógnita” y además los datos globales de PMIs manufactureros “han sido débiles”, lo cual abre más dudas en el camino.

Siguiendo las bases fundamentales del petróleo, Arthur Berman cree que la oferta va a seguir “fuerte a pesar de la reciente congelación de los productores”. Por eso, considera, “los precios deberían caer a alrededor de los 30 dólares una vez que se termine haciendo la digestión de este acuerdo que en el fondo no tiene utilidad”, destaca.

Producción de petróleo


El experto aún va más allá y concreta que una vuelta “a la cruda realidad de un exceso de oferta y la debilidad de la economía mundial” podría empujar los precios hasta incluso por debajo de los 20 dólares el barril”.

Las reservas de petróleo de Estados Unidos permanecen cerca de un 80%, en niveles récord. Irak e Irán siguen yendo a toda máquina en lo que respecta a la producción de petróleo, e Irán señaló que la congelación de la producción era una auténtica “broma”. Esto no cambia en exceso el escenario de facto.

Como señaló un informe de Reuters, si Irán hace caso omiso de las cuotas de producción de otros grandes productores de petróleo, el resto no estará de acuerdo para reducir la producción, lo cual al final se debería trasladar a la caída del precio del barril de crudo de nuevo. 

QUIZÁS LE INTERESE LEER: El petróleo Brent supera los 40 dólares y deja atrás la directriz bajista 
El mercado está ante una crisis de los emergentes y no ante un cataclismo como en 2008