A estas alturas del año, la mayor parte de los inversores tienen la vista más puesta en todo aquello que les pueda deparar el destino en 2018, más que en los últimos coletazos de este ejercicio al que apenas le quedan poco más de tres semanas para acabar.  Tiene sentido, si se tiene en cuenta que las bolsas se han comportando magnánimamente en los últimos meses. En unas regiones más que en otras, eso también es cierto. Con la vista puesta en Estados Unidos, estas son las once compañías que han seleccionado los expertos de Merrill Lynch.

Se trata de una lista con los valores que ellos piensan que son adecuados para aquellos inversores con algo de tolerancia al riesgo y que no sean muy cortoplacistas:

Andeavor: la refinera antes conocida como Tesoro podría tener mucho potencial por delante en 2018, de acuerdo con estos analistas.

En estos momentos los títulos de la compañía ofrecen una rentabilidad por dividendo del 2,23% y en la entidad le dan un precio objetivo de 119 dólares por acción, algo por debajo de la media del consenso, lo que le daría un potencial cercano al 15% desde su cotización actual.

BlackRock: la mayor gestora del mundo por volumen de activos también está dentro de la lista de valores seleccionados por Merrill Lynch.  Se trata de una entidad que no deja de crecer y que, además, tampoco descuida al accionista ya que sus dividendos han crecido una media de un 18% cada año desde hace una década. En estos momentos ofrece una rentabilidad por dividendo del 2%.

Los expertos le dan un precio objetivo de 500 dólares por acción, en línea con la cotización actual.

DowDupont: la empresa resultante de la fusión entre Dow y DuPont puede ser una buena opción para los inversores el año que viene, en opinión de Merrill Lynch. 

La compañía química paga una rentabilidad por dividendo del 2,11%. En estos momentos, estos analistas le dan un precio objetivo de 82 dólares por acción, lo que le daría un recorrido de un 15% desde los niveles actuales de cotización.

Equinix: se trata de uno de los líderes mundiales en centros de datos, uno de los negocios en auge y con más demanda en estos momentos.

Sus accionistas reciben una rentabilidad por divendo del 1,71% y en la entidad le dan un precio objetivo a sus acciones de 500 dólares, lo que implica un potencial de algo más de un 5% desde su precio actual.

Idexx Laboratories: es una de las opciones favoritas para estos analistas dentro del sector de la salud y no solo ofrece soluciones y productos para la salud humana, sino también para los animales. En estos momentos, en la firma de inversión le dan un precio objetivo de 175 dólares por acción, lo que implica un potencial de más de un 10%.

Northrop Grumman: el sector de la seguridad sigue de moda y esta es una de las cinco mayores compañías de la industria en todo el mundo.   Los inversores ya celebraron la reciente compra de Orbital ATK por 7.800 millones de dólares que le va a permitir expandir su negocio de misiles. La compañía anunció a operación en plena crisis con Corea del Norte.

En estos momentos tiene una rentabilidad por dividendo del 1,31% y en la firma le dan un precio objetivo de 250 dólares, lo que supone un potencial recorrido de más del 15%.

Priceline: Tras la caída de noviembre, la compañía presenta –para algunos expertos-, un buen punto de entrada.  En la firma le dan un precio objetivo de 1.890 dólares, lo que le da un potencial de más de un 5% desde los niveles actuales.

Texas Instruments: El fabricante de microchips también está en la lista de favoritos y no solo porque el sector siga demostrando fortaleza, sino porque en la firma valoran tanto su rentabilidad por dividendo, superior al 2,5% como su potencial, de casi un 20%.

Xcel Energy: la utility paga en estos momentos una rentabilidad por dividendo del 2,8%. En Merrill Lynch le dan u precio objetivo de 54 dólares por acción, muy por debajo del nivel del consenso. A esos precios, la compañía no tendría prácticamente potencial.

Verizon: la compañía de telecomunicaciones forma parte también de las empresas seleccionadas por Merrill Lynch para el año que viene.  La empresa paga una rentabilidad por dividendo del 4,6%. Los expertos le dan un precio objetivo de 55 dólares por acción, muy cerca de los casi 52 a los que cotiza.

Walmart: la última empresa de la lista es WalMart, a pesar de formar parte de uno de los sectores menos sexy de Estados Unidos en estos momentos. Los analistas le dan un precio objetivo de 120 dólares, lo que le permitiría un recorrido de alrededor de un 20%.

Comparables