España es uno de los países que peor ahorra. Lo decía un estudio reciente de Inverco y lo confirma César Navarro, financial Planner de Óptima. Primero por cultura, estamos muy acostumbrados al depósito y además porque el 90% de las operaciones se siguen haciendo a través de bancos.  

Las familias españolas son de la que peor ahorran de Europa. ¿Es porque España es un país de depósito, algo cultural o porque realmente estamos en un sistema muy bancarizado?

La fórmula depende de ambas variables. España tiene poca cultura financiera y es de un ahorro muy conservador. Más del 90% de las inversiones en España se hace a través de la banca, en Inglaterra por ejemplo, el 60% de las transacciones se hacen a través de la banca mientras que el 40% se hace a través de asesoramiento independiente. Además, hay bastante temor a la situación económica, lo que nos hace ser más conservadores.

¿La estructura del ahorro en España es ineficiente?
Sí. También culturalmente en España hemos seguido un procedimiento de ahorro que creemos que es incorrecto porque siempre que ha habido crecimiento económico, la tasa de ahorro disminuye, cuando tendría que ser al contrario. Debería de aumentar en momentos económicos en los que la economía familiar aumenta más y no es así. Esa tasa de ahorro evita consumo, crecimiento económico y una mayor tasa de ahorro en depósitos y productos más conservadores.

¿El inversor español está todavía un poco reticente a mover los ahorros o ha comenzado a moverlos?
Entre 10 y 11 euros de cada 100 se dedican a ahorro. Curiosamente en 2006 hasta 2008 las tasas de ahorro estaban en 12 puntos y disminuyó a 6 cuando mayor crecimiento económico había, eso es porque hay una mala cultura financiera.

Consideran que el inversor español está invirtiendo cada vez más en inmobiliario?
El ahorrador medio está enfocando sus inversiones al inmobiliario pero cada vez es más importante la localización del bien inmueble. No vale invertir por invertir. La cultura en España ha sido la inversión inmobiliaria casi sin criterio y posteriormente se ha visto que hay viviendas que bajan su valor, con lo que no es una buena estrategia de inversión. Ahora mismo está creciendo la inversión pero siempre mirando la localización y en este caso se está llegando incluso a países del Norte de Europa por el mayor crecimiento económico, la mejor fiscalidad y descentralizar el capital, lo que es importante porque permite tener refugio en otro país si la situación económica en España se tuerce levemente.

¿Creen que hay un mayor interés en bolsa ahora que el BCE ha favorecido la inversión en activos con algo más de riesgo?
La experiencia que tenemos en Óptima nos dice que sigue siendo ahorrador muy conservador. Los casos que nos vienen son ahorradores muy desconfiados con la banca, con las inversiones y siempre buscando estructuras de inversión muy conservadoras, con cuentas de jubilación, depósitos, siempre estructurados con rentabilidades bajas incluso por debajo de inflación. El ahorrador muchas veces no cuenta con que la inflación le puede comer la propia rentabilidad.

El ahorrador español paga más impuestos por desconocimiento ¿Cómo puede mejorar?
No existe un producto exclusivo que valga para todo el mundo. La fórmula la implicará cómo tengamos dimensionado nuestro patrimonio, más o menos liquidez, apartados inmobiliarios, mayor carga fiscal… Muchas veces nos damos cuenta que una mala inversión en cuanto a rentabilidad no sólo influirá en nuestros ahorros sino que puede influir en nuestro apartado fiscal. Incluso una buena inversión con mala fiscalidad, es contraproducente pues ahorramos y lo que ahorramos se va en impuestos, tributación y fiscalidad, con lo que al final no vencemos la inflación y tenemos ningún producto que no ha sido nada rentable.

¿Por qué es importante tener una correcta planificación financiera?
La situación económica en España aboga por una buena planificación. El principio que tendríamos que tener todos los españoles es que si no pensamos nosotros en nuestros ahorros y la economía familiar, nadie lo hará por nosotros. Mirar cuál es la rentabilidad que más nos interesa, ver la liquidez, endeudamiento, fiscalidad…en función a todo esto veremos qué estrategia tenemos que seguir para tener una correcta planificación financiera.

El próximo 9 de julio a las 18 horas Óptima impartirá un curso de planificación financiera