Los expertos de esta firma consideran que Estados Unidos es el lugar del mundo en el que las perspectivas para la renta variable son más mediocres.


No obstante, el estratega de Citi en Estados Unidos, Tobías Levkovich sigue manteniendo una visión constructiva de la bolsa de este país. Su objetivo para finales de este año en el S&P 500 está en 2.000 puntos y en 2.100 para mediados del año que viene.

Esto quiere decir que la bolsa estadounidense no tendría recorrido en lo que queda de año y que sólo tendría un potencial de revalorización del 5% hasta mediados del año que viene.

Estos analistas opinan que el actual mercado alcista está madurando, aunque “es demasiado pronto para poder decir que ha llegado a su final”, explican. Aseguran que esta parte del ciclo podría estar apoyada por el aumento de los beneficios empresariales que serían en su opinión, el principal catalizador en el futuro.

En cuanto a las perspectivas, creen que la renta variable global podría subir alrededor de un 9% hasta mediados de 2015, dependiendo de la zona del mundo en la que se invierta.

Lo que ocurre es que las subidas de las bolsas en los últimos años han provocado que la renta variable no esté barata, en opinión de estos analistas. Ahora cotizan a un PER medio de 17 veces, en línea con su media histórica.

De acuerdo con Estados Unidos, Australia y Europa –sin el Reino Unido-, son los que tienen las mayores valoraciones. “Sobreponderamos la renta variable de Japón y los mercados emergentes”, apuntan en la firma.

Por el contrario, infraponderan la bolsa estadounidense “donde el sentimiento parece más agotado y Australia”. En cualquier caso aseguran que no se posicionan bajitas especialmente en ningún mercado aunque “vemos más valor fuera de estas zonas”. En Citigroup están neutrales en la bolsa europea.

Estados Unidos

Tobias cree que en Estados Unidos hay potencial para que las bolsas vayan un poco más lejos de los objetivos previstos. De todos modos también cree que hay posibilidad para que se produzca una corrección a finales de este año. Las caídas podrían producirse en función del calendario que maneje la FED para elevar los tipos de interés.

Sin embargo el estratega de Estados Unidos afirma que la bolsa podría mantenerse debido a su correlación con los beneficios empresariales, que siguen subiendo. Tobias espera que las ganancias de las cotizadas suba alrededor de un 8% en 2014 y un 7% en 2015.

Correlación S&P 500 con beneficios


Hasta el momento las compañías de gran tamaño se han comportado mejor en bolsa, debido a que cotizan a unas valoraciones más bajas.

En cuanto a sectores, Tobias confía en financieras y utitlities y cree que las farmacéuticas y las biotecnológicas podrían ser vulnerables a una subida de la rentabilidad de los treasuries.


Grandes VS pequeñas


Si quieres recibir alertas cuando el S&P 500 cambie de ciclo bursátil, pinche aquí.