No corren buenos tiempos para los mercados; no hay nada más que ver la evolución de las bolsas en los últimos meses para darse cuenta de que no hay mucho terreno en el que mirar.
Sin embargo, hay un punto en el que muchos analistas coinciden. Si hay que buscar oportunidades no puede ser en Estados Unidos, sino que tiene que ser fuera de allí y Europa les parece un buen lugar.

Los expertos de BofA Merrill Lynch acaban de publicar un informe en el que aseguran de que si usted está pensando en construir posiciones con objetivo de medio plazo, debería pensar en las acciones con una alta rentabilidad por dividendo.

En su nota describen la actual situación afirmando que los mercados en el viejo continente están caracterizados por su buena valoración y que en medio de todo esto en el corto plazo nos enfrentaremos a mucha incertidumbre en el corto plazo, aunque a medio plazo la situación puede ser más constructiva. Por eso explican que en su opinión hay que buscar calidad en acciones de valor dentro del mercado europeo y que las acciones dividendo son buenas candidatas. Es más, explican que “creemos que hay muchas en todos los sectores en Europa”.

Explican que el actual escenario macro es muy propicio para este tipo de compañías.

1- Por un lado tienen una valoración atractiva y se beneficiarán relación inversa entre rentabilidad de crédito y renta variable.

2- La volatilidad en el corto plazo hace que este tipo de compañías con alta rentabilidad por dividendo sean especialmente atractivas. Además, los mercados como el actual suelen favorecer este tipo de estrategias.

3- Contexto deflacionario: suele ser especialmente positivo para las estrategias que buscan dividendo.


dividendo

4- Una posible extensión del QE europeo suele recortar la rentabilidad de los bonos, con lo que este tipo de acciones tienden a hacerlo mejor en bolsa.

Por sectores en la firma destacan que a medio plazo creen que tanto los bancos como las empresas de telecomunicaciones tenderán a hacerlo mejor, al igual que otras compañías de aseguradoras. Consideran que estas industrias pueden generar una combinación muy favorable entre dividendo, crecimiento de dividendo.

En su lista han incluido a compañías europeas con una capitalización mínima de 2000 millones de euros que cumplen europeas que cotizan en el Stoxx 600 y que cumplen estos tres requisitos:

- Rentabilidad por dividendo de al menos un 4%
- Crecimiento anual medio del dividendo de, al menos, un 0%. Es decir, que la retribución se haya mantenido
- Y un pay-out de al menos un 80%


Dentro del índice aparecen 98 compañías que cubren estos requisitos. Pero para entrar en su selección las compañías de la lista que han preparado tienen que tener una recomendación de compra o, al menos, de neutral. Esta es la razón por la que en la lista de empresas seleccionadas no aparece ninguna compañía de la industria del petróleo y el gas o mineras.

En la lista de empresas aparecen tres compañías españolas: ACS, Enagás e Iberdrola. El resto de compañías pertenecen en gran medida a compañías financieras y aseguradoras, tal y como puede observarse en la siguiente tabla:



Empresas seleccionadas


QUIZÁ LE INTERESE LEER "Goldman Sachs: Acciones para tener y para evitar cuando la FED suba tipos"