Muchas de las cotizadas en el mercado español han establecido el cuarto mes del año en su calendario para compensar a sus accionistas. A través de pagos con cargo a las cuentas del pasado ejercicio, hasta siete compañías tienen marcado en rojo el pago de dividendos. ¿Cuáles son los más atractivos?
 

El mercado español ha marcado un periodo de mayor consolidación en las últimas fechas una vez que el Ibex 35 atacó los 10.400 puntos. Muchos operadores han aprovechado este rally y han obtenido revalorizaciones cuantiosas en muchos títulos en los que tenían exposición. Y ahora llega también el momento de que puedan obtener un pellizco añadido a través del cobro de dividendos.

Más que nada porque el escenario que tenemos ahora invita a mayores dudas en cuanto al aspecto macroeconómico general. Estados Unidos se encuentra ante un ciclo de subida de tipos de interés, mientras que Donald Trump tiene dificultades para implementar sus nuevas políticas. En el entorno europeo, por el contrario, el BCE sigue insuflando con liquidez al mercado, al mismo tiempo que los procesos electorales de Francia y Alemania siguen abiertos.

Por tanto, hay estamos ante una especie de calma-tensa, que podría evolucionar en las próximas fechas. Eso es lo que hace que en este entorno muchos inversores puedan cobrar el dividendo para salirse del mercado y así posicionarse más adelante en los mismos valores o en otros. Lo que está claro es que la pregunta se encuentra en cuáles son las compañías que reparten parte de sus beneficios en los próximos días para tomar una decisión u otra.
 


Esta semana son dos cotizadas dentro del parqué español las que han decidido destinar parte de sus ganancias para sus accionistas. En este caso se trata de Banco Sabadell y de Ebro Foods. La primera de todas tiene fijado un dividendo de 0,03 euros brutos a cuenta de los resultados del 2016.

Tal y como comunicó a la CNMV este dividendo complementa al dividendo a cuenta por importe de 0,02 euros brutos por acción, acordado por el Consejo de Administración el día 27 de octubre de 2016, y que se abonó el pasado 30 de diciembre de 2016, lo que supone una retribución total al accionista en efectivo de 0,05 euros brutos por acción.



Asimismo, Ebro Foods repartirá un dividendo a sus accionistas de 0,190 euros brutos por acción como así aprobó en su junta general de accionistas. La compañía comunicó al regulador, una distribución de dividendo de 0,57 euros por acción a pagar a lo largo del año 2017. Se haría efectivo en tres pagos. Primero el del 3 de abril, después el 30 de junio y por último el 2 de octubre de este ejercicio.

El 10 de abril será la siguiente fecha en la que una de las cotizadas ha marcado para compensar a sus inversores. En este caso se trata de Zardoya, que abonará a cuenta de estos 0,080 euros por título en posesión. De este modo, la sociedad abonará hasta un máximo de 37.637.144,88 euros, que es el resultado de multiplicar el dividendo por acción por el número total de acciones (470.464.311) en las que se divide el capital de la Sociedad, informó a la CNMV.

Ya el próximo 13 de abril se encuentra el reparto de dividendos de una de las empresas que ha desarrollado un gran comportamiento alcista en las últimas fechas: Caixabank. La entidad catalana pagará a sus inversores 0,060 euros brutos por acción. Una vez satisfecho este dividendo, el importe total de la remuneración al accionista correspondiente al ejercicio 2016 habrá sido de 0,13 euros brutos por acción, siendo el importe total abonado en efectivo equivalente al 54% del beneficio neto consolidado, en línea con el Plan Estratégico 2015-2018.



El 18 de abril es el día elegido por Ence para compensar a sus inversores. En su caro pagará una cantidad de 0,047 euros brutos por título. Este dividendo, sumado al dividendo a cuenta abonado el 1 de diciembre por importe de 0,032 euros brutos por acción, implica un dividendo total con cargo al ejercicio 2016 de 0,0793 euros brutos por acción.

El próximo 20 de abril es el momento en el que Airbus repartirá dividendos a todos sus accionistas. Tal y como comunicó a la CNMV abonará una cantidad de 1,350 euros brutos por título que se corresponden a las cuentas que presentó durante el pasado año.

Y ya por último, pero no menos importante, el 21 de abril es la fecha en la que BBVA ha decidido pagar a sus accionistas cargo a las cuentas de 2016. La entidad prevé distribuir anualmente entre un 35% y un 40% de los beneficios obtenidos en cada ejercicio y reducir de manera progresiva las retribuciones en formato “Dividendo Opción” para que finalmente la retribución al accionista sea íntegramente en efectivo. Ahora premiará con un dividendo de 0,130 euros brutos



QUIZÁS LE INTERESE LEER:
El Ibex 35 será la bolsa que mejor evolucionará en mayo 
Los índices bursátiles a descansar
Bancos españoles: jugosas subidas desde mínimos de 2016... pero sin potencial a doce meses