Con una revalorización del 31% en tan sólo un mes, el Banco Popular se ha convertido, junto a la entidad catalana, en las dos estrellas que marcaban cada sesión al alza del selectivo. Esta subida se ha traducido en más de un 1,4 euros de ganancias para los inversores que apostaran por el valor allá por el 22 de julio gracias a las renovadas ganas del Ibex 35. 





Hoy, sin embargo, el
Banco Popular se deja un 9%, hasta los 3,56 euros por acción, mientras que la caída que registra el Banco Sabadell es del 6,76%, en 1,80 euros. 

"Si atendemos al gráfico", aseguraba Andrés Giménez, CEO y analista de Enbolsa.net, "el Banco Popular, a diferencia de su sector, muestra una tendencia bajista que está instaurada desde hace tiempo (prácticamente desde febrero de 2012, cuando se acentuaron mucho más las caídas del valor)".

De hecho, las recomendaciones de los brókeres apuntan en ese sentido al conceder a la entidad de Ángel Ron un valor siempre inferior a su cotización actual y que se corresponde mucho más con los niveles marcados hace un mes, en la previa al rally alcista del mercado. Así, Citi habla de 2,20 euros como precio objetivo; algo más sube Nomura, con 2,76 euros por título, mientras que Carax-Alphavalue lo coloca en los 2,83 euros. 

Óscar Germade, analista de Cortal Consors, reconoce, en un encuentro con los lectores de Estrategias de Inversión,  que el valor estaría "desarrollando un doble suelo que todavía no está formado en su totalidad"

Pero, lo cierto es que, contra todo pronóstico o no, el Banco Popular se encuentra en niveles altamente inesperados por los analistas. Desde el lado alcista, Manuel Chacón, de Iriondo Inversiones, afirma que la zona de 3,30/3,55 euros es "un nivel de soporte a vigilar y la resistencia a corto plazo está en 3,80/3,85 euros euros". De momento, lo que sucede hoy este ha sido el nivel perdido.