Tras presentar sus cuentas del primer semestre ayer, parece que Iberdrola ha contentado y disgustado a los brokers. Así, hoy encontramos una recomendación buena y otra mala sobre la energética. Entre tanto, la que no pierde fuelle ni adeptos es Inditex, a la que elevan el precio objetivo considerablemente. 

Ayer Iberdrola sorprendió gratamente al mercado con sus cuentas del primer semestre, unas cuentas que superaron las expectativas que manejaba el consenso. Sin embargo, hoy los brokers, con los resultados sobre la mesa, se han puesto a revisar sus previsiones bursátiles. Por un lado, encontramos que Deutsche Bank ha realizado una lectura positiva de las cuentas, pues mantiene su recomendación de compra y, además, eleva el precio objetivo desde 6,5 a 6,7 euros. Desde los niveles actuales, le restaría aún un recorrido del 4,20% para los próximos meses. De hecho, al hilo de esta revisión, ayer Diego Jiménez Albarracín, responsable del dpto. de RV de Deutsche Bank, comentaba que “Iberdrola es uno de nuestros valores españoles y europeos favoritos para lo que queda de año”.

Pero no a todos han convencido las cuentas. Hoy Exane recomienda infraponderar el valor, si bien es cierto que mejora considerablemente su precio objetivo anterior, lo eleva un 12% hasta los 5,8 euros. Sin embargo, esto sigue sin dejar recorrido a Iberdrola, de hecho, este precio se sitúa un 9,8% por debajo de la cotización actual.

Dejando de la Iberdrola, hoy los brokers se han fijado en otro blue chip: Inditex. La textil no para de batir máximos históricos, pero los expertos le ven aún mayor recorrido. Así pues, hoy JP Morgan ha tirado la casa por la ventana, elevando el precio objetivo de Inditex un 31,58%, desde 26,6 a 35 euros. Hoy tenemos a Inditex superando los 31 euros por lo que, si se cumplen las cábalas de JPM, la compañía de Amancio Ortega tendría aún un potencial recorrido del 13%.