Luis Sánchez de Lamadrid, director general de Pictect WM en España, analiza la situación fundamental de los mercados internacionales y las oportunidades de inversión que nos ofrecen. 

Desde Pictet WM aconsejan tener una cartera conformada en un 60% por activos de riesgo y un 40% por activos que nos ayuden a preservar el capital. ¿Cómo nos recomendarían conformar la parte más arriesgada?
Hay que tener en cuenta que con los tipos de interés tan bajos a nivel mundial, cualquier activo tiene riesgo. Por eso, dentro del 40% de activos sin riesgo hemos incluido una parte importante del bono americano a 10 años. Pero en la parte de activos con más riesgo, en la renta variable nos estamos enfocando principalmente en dos zonas geográficas, Europa y EEUU. Apostamos por la recuperación económica en Europa y por el crecimiento en EEUU. Además, tenemos otra parte invertida en Japón.

Además del bono estadounidense, ¿hay otros activos que nos puedan ayudar a preservar el capital?
Creemos que actualmente no hay tipos de activos que nos ayuden a preservar el capital, aunque sí hay activos de renta fija que pueden tener retornos positivos, como bonos high yield de duración corta, algo de convertibles y fondos de retorno absoluto con volatilidades bajas y un historial probado.

Este año la Fed va a abordar a la subida de tipos, lo que puede afectar muy negativamente a mercados muy endeudados en dólares, como los emergentes. En este sentido, ¿cómo debemos contemplar estos mercados en nuestra cartera?
Una gran mayoría de los gobernadores de la Fed esperan una subida de tipos entre junio y septiembre, pero lo importante no es el índice de referencia, sino cómo se comporte la curva del bono a 10 años. Esperamos subidas en el Treasure de cara a final de año, cuando lo podríamos ver en niveles cercanos al 3%. No creemos que esto vaya a afectar muy negativamente a los mercados emergentes. Una subida de 80pb sobre lo que estén pagando, creo que no implicará más de 1 ó 2 décimas.

¿Cree que el mercado estadounidense está caro?
Es algo que llevamos escuchando un año y más últimamente, pero yo creo que los índices estadounidenses están realizando un movimiento plano sano. Los índices estadounidenses que históricamente han estado más caros han sido los tecnológicos. Pues bien, hoy el Nasdaq 100 está valorado a unas 18x beneficios y el Composite a unas 22x, teniendo en cuenta que un 80% de las compañías que forman estos índices ganan dinero. Yo no creo que el mercado americano esté caro, creo que ahora mismo está valorada correctamente o tiene un precio ajustado.

Entonces, ¿van a seguir subiendo?
Esperamos volatilidad y podrían venir algunos recortes, sobre todo porque varios índices europeos han subido fuertemente, pero hay que estar en estos mercados. EEUU ha experimentado mucha revisión a la baja de beneficios empresariales, pero una vez que se han ajustado, creo que tendremos sorpresas positivas. Si vemos una mejoría del BPA de la mayoría de las compañías que forman los índices americanos y europeos, esperamos subidas de aquí a final de año.
Para un inversor europeo, creemos que la zona euro tiene que ser más ponderada actualmente, sobre todo dos países que se beneficiarán de la recuperación: Alemania y España.

Alemania ha mejorado mucho en los últimos meses por su situación económica y porque el año pasado se vio muy afectada por el tema de Ucrania, pero este año será uno de los ganadores.
Aunque España se había quedado atrás, está cerrando el diferencial de productividad con otros países, pero creemos que le van a penalizar las numerosas elecciones que habrá a lo largo del año. Además, a las empresas españolas les va a beneficiar la caída del petróleo, que también favorecerá el consumo.

¿Qué sectores prefieren?
Más que sectores, buscaríamos compañías que sea competitivas en el exterior y exportadoras, que se van a beneficiar de la caída del petróleo y el euro.