Para muchos expertos el futuro del sector petrolero está muy claro; sólo resistirá a esta fuerte caída de los precios del petróleo atravesando un proceso de concentración.

El precio del crudo ha caído en picado en los últimos meses debido. El crudo ha caído desde máximos en julio por encima de los 100 dólares a menos de 70 en la recta final del año; más de un 30%.

Todo se debe, dicen los expertos, a la sobreoferta de petróleo en el mundo que ha creado Estados Unidos con sus bolsas de petróleo no convencional. Los expertos creen que los precios se recuperarán en los próximos meses, aunque la mayoría considera que hay que olvidarse de la cota de los 100 dólares por barril.

Si esto es así, las firmas de análisis ponen muy en cuarentena al sector que ha quedado muy castigado este año por la fuerte caída del precio del barril. El S&P oil and gas exploration and production en el que se engloban las cotizadas relacionadas pierde alrededor de un 40% desde los máximos anteriores al verano.

Los expertos se preguntan hasta qué precio podrían aguantar las compañías del sector. Hace sólo unos días el presidente de Exxon Mobil, Rex Tillerson, afirmaba en una entrevista que se sentiría cómodo con unos precios entorno a los 40 dólares por barril.

Petroleras per


No tanto las petroleras y las compañías relacionadas con la extracción y producción de petróleo no convencional. Las técnicas y tecnologías necesarias son mucho más caras. Los expertos consideran que la extracción dejaría de ser rentable si los precios cayeran por debajo de los 70 u 80 dólares por barril. Y eso es justo lo que acaba de ocurrir. Sin embargo, algunos analistas consideran que las inversiones ya realizadas por estas compañías les permitirán seguir trabajando al menos hasta mediados del año que viene.

Sin embargo nadie sabe cuál será el escenario en el que nos encontraremos en seis meses y ya hay quienes atisban un proceso de concentración. ¿Cuáles serían un buen objetivo?

Hemos buscado entre quince de las principales cotizadas del sector en Estados Unidos y hemos analizados sus balances y algunos de sus fundamentales.

De ellas descartamos a las tres más grandes: Exxon Mobil, Chevron y ConocoPhilips. Sobre todo las dos primeras ya que el tamaño las convierte en un bocado muy difícil de digerir. En estos momentos Exxon cotiza por encima de los 400.000 millones de dólares, prácticamente el doble de Chevron. ConocoPhilips, por su parte vale casi 90.000 millones de dólares, un trozo muy grande de pastel.


Las tres, además, a pesar de las caídas del ejercicio siguen siendo muy rentables. Y si vemos su retorno total en cinco años observamos que superan en todos los casos el 40%. Si hablamos de ConocoPhilips, sus accionistas han duplicado su inversión entre subidas en bolsa y dividendos.

Las dos primeras tampoco son empresas especialmente endeudadas, con unos ratios deuda/Ebitda que no superan el 0,28%, muy por debajo de la media del sector que está en torno a 1,04 veces beneficio operativo.

Miramos, entonces, a compañías más pequeñas relacionadas con el petróleo no convencional que no lo estén haciendo bien en los últimos años o meses y que necesiten el dinero.

La compañía más endeudada es Noble Energy, con un ratio deuda/ ebitda de 1,38 veces. Se trataría de una compra muy grande, ya que la empresa vale algo más de 20.000 millones de dólares, aunque cotiza con una valoración algo inferior a la media, en 10,90 veces.

De entre las grandes, la empresa con mayor liquidez es Chevron, con un ratio de efectivo (cash ratio) de 0,39 veces. Este indicador mide el efectivo con respecto a las deudas.

Si buscan empresas muy rentables y a buenos precios, Valero Energy vale casi 27.000 millones de dólares y ha otorgado una rentabilidad total de un 275% en los cinco últimos años. Además, tras las caídas recientes su valoración ha quedado en mínimos de poco más de 7 veces.

Y si quieren una empresa que no pase por su mejor momento, pero con mucho dinero en caja, sin duda podrían mirar a Diamond Ofrshore. La compañía ha generado rentabilidades negativas de casi un 50% en cinco años. Cotiza algo por debajo de la media del sector en cuanto a valoración, en torno a las 11 veces. Con todo, es la compañía con más liquidez en su caja, con un ratio de 1,23 veces la deuda. Si a eso se le suma que vale poco más de 4.000 millones de dólares y que su precio en libros está por debajo de 1, podría ser otra buena candidata.

Cash petroleras


Si quiere recibir alertas cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí.