Cuesta abajo y sin frenos hacia un abismo desconocido así va  BlackBerry tras tropezar en constantes ocasiones con la obsesión de reinventarse a sí misma. El mercado de telefonía móvil, en movimiento y con una competencia feroz entre todas las empresas del sector, no absorbió la falta de evolución de la firma canadiense. El resultado: de mal en peor para su negocio y una caída libre que no conseguía frenar.

No había acción ni estrategias que hicieran abrir el paracaídas. Al consejo de administración no le quedó más remedio que tomar una decisión que años atrás veían improbable y a la que respondían balanceando el índice de un lado a otro indicando su negativa: sacar a la venta a la compañía. Aunque, cabe resaltar, no era fácil que se generase una fila de postores para pelear por su adquisición, dado el estancamiento constatado.

Tanto es así que los ingresos del segundo trimestre de la tecnológica canadiense cayeron un 4,9% con respecto al mismo periodo del año anterior. Una diferencia bastante significativa, teniendo en cuenta que otras empresas como Samsung o Apple sí han conseguido mantenerse más estables en el mercado. Además, la reestructuración de su negocio ha llevado a unos 4.500 trabajadores a la calle, lo que supone más de un 40% de la plantilla.


El momento delicado de BlackBerry se ha visto reflejado en la cotización de sus acciones en la bolsa, que han ido cayendo desde que se anunció su interés de vender la compañía. Desde máximos anuales se ha dejado en el parqué neoyorkino más de un 55%, mientras que analistas como los de Sanford Bernstein consideran que esta dinámica se puede perpetuar durante los próximos 18 meses y que la empresa pierda más de 2.000 millones de dólares. 

Hace unos años BlackBerry controlaba el 5,2% del mercado de teléfonos móviles. Una cifra que ha quedado en el olvido, dado que actualmente tan sólo absorbe el 2,7% del mercado. Sus competidores le han ganado la partida en los últimos tiempos, han ganado más cuota de mercado y se han sabido reinventar. Un hecho que, entre otros factores, ha llevado a la firma norteamericana a entrar en esa dinámica cada vez más autodestructiva que había impedido que nadie pujase con fuerza en el proceso de compra abierto.



La aparición de pretendientes

Sin embargo, en las últimas fechas los rumores en torno a posibles compradores de BlackBerry se han incrementado con precisa constancia. Entre otros, que precisamente son los que más interés han mostrado ha aparecido el nombre de Cisco Systems, Google y SAP. Estas tres empresas, con importante experiencia en el sector, habrían hecho ofertas para adquirir totalmente o de manera parcial la compañía canadiense, según ha informado la agencia Reuters.

Estas negociaciones podrían proporcionar una alternativa a la oferta de 4.700 millones dólares que ya había puesto sobre la mesa Fairfax, firma a la que algunos analistas veían que tendría dificultades de obtener financiación.

De recomendación de venta a neutral

Ante sta situación de BlackBerry, en la que parece que empieza a atisbar el final de su desangrado continuo para poner a la empresa en manos ajenas, ha tenido su facto reflejo para los expertos de Citi. Mientras que semanas atrás hacían recomendación de venta de acciones, ahora la han modificado a neutral, también, por los recortes que han realizado en la firma canadiense, que va a ralentizar su caída en términos financieros.