El selectivo estadounidense lo hace, además, muy cerca de sus máximos históricos entorno a los 2.000 puntos; una cota en la que los inversores parece que tendrán seguir batallando. Se trata, según los cálculos que han hecho los expertos de Bespoke Invesment, del cuarto mercado alcista más largo de la historia, por detrás del que comenzó en octubre de 1974 y terminó a finales de noviembre de 2008. Por el momento sólo tres mercados alcistas han durado más de seis años. El
S&P 500 debería seguir subiendo hasta el 9 de marzo del año que viene para engrosar las filas de este suculento ranking.  (Ver: Quinto aniversario del mercado alcista
)

Hasta la fecha, el mercado alcista más largo de la historia fue el que comenzó el 14 de abril de 1987 y terminó el 24 de marzo del año 2.000, a golpe de pinchazo de las puntocom y que duró 4.494 días.


Desde que comenzó esta fase alcista del S&P 500, el selectivo acumula una revalorización de algo más de un 180%. De esta forma no es, ni de cerca, la actual no es la fase alcista que más rentabilidad ha supuesto para los inversores, sino la cuarta en la que se han obtenido más ganancias. En concreto, el periodo de subidas más suculento fue el que comenzó en 1987 hasta el año 2.000 en el que las subidas desde el primer al último día fueron de más de un 580%.

En estos momentos, los expertos se dividen entre los que creen que este mercado alcista podría tener los días contados debido, entre otras cosas, a las altas valoraciones que se han conseguido en estos cinco años y medio y que han provocado que el PER del S&P 500se coloque en torno a las 18 veces.

Mercado alcista


Por otro lado, son muchos los expertos que vinculan las subidas desde 2009 al ambicioso programa de expansión monetaria de la FED y los bajos tipos de interés en el país desde el inicio de la crisis financiera.

Por eso estos mismos analistas recuerdan que la Reserva Federal está a punto de poner fin a su programa de compra de activos QE, posiblemente el mes que viene. Además, cada vez son más los que han comenzado la cuenta atrás para la normalización monetaria en forma de subidas de tipos.

Sin embargo, por el momento los inversores se escudan en los crecimientos de los beneficios de las empresas, la recuperación económica de Estados Unidos y la disminución del desempleo. Por eso son muchos los que confían en que la tendencia de fondo de este mercado sigue siendo alcista.

Si quiere recibir alertas cuando los valores cambien de tendencia bursátil, pinche aquí.