Unidas Podemos ha concretado este lunes sus propuestas para tapar 'agujeros' del Impuesto sobre Sociedades en la reforma fiscal que el Gobierno de coalición prevé impulsar este año, a partir de las conclusiones del informe encargado por el Ministerio de Hacienda a un comité de expertos.

Así, en su propuesta con medidas concretas para esta reforma el socio minoritario del Gobierno de coalición ha planteado medidas concretas en la tributación de dividendos y plusvalía en el exterior, la compensación de bases imponibles negativas o la regulación de las socimis y sicavs.

Todo ello con el fin de tapar un sistema tributario que ven como un "queso Gruyer", tal y como ha ilustrado el secretario de Estado de Derechos Sociales y responsable económico de Podemos, Nacho Álvarez, en la presentación de la propuesta este lunes en el Museo Reina Sofía de Madrid, junto al que fuera líder del Partido Laborista de Reino Unido, Jeremy Corbyn, y representantes de Gestha e Intermón Oxfam.

Y es que pese a la recuperación económica y de la recaudación, ha destacado cómo las diferentes medidas tributarias, especialmente la reforma fiscal del PP en 2015, ha provocado que las bases imponibles en este impuesto sean inferiores a las de antes de la crisis financiera, con una recaudación un 40% menos que en 2007.

Concretamente, Unidas Podemos plantea modificar el régimen de exención por doble imposición, estableciendo como criterio para la exención de rentas que estas hayan estado sujetas a un impuesto efectivo de, al menos, 15%, en coherencia con el último acuerdo de la OCDE y el G-20.

Este tipo mínimo efectivo, impulsada en los Presupuestos de 2022, se aplica sobre la base imponible, y no sobre el resultado contable, tal y como reclamaron desde el grupo confederal.

Otra de las propuestas pasa por limitar las exenciones de dividendos y plusvalías de sociedades por su participación en sociedades filiales, que actualmente están exentos al 95%, reduciendo de forma notable la base imponible de las compañías respecto a su resultado contable obtenido. El plan de Unidas Podemos es reducir hasta el 85% esta exención.

Por otro lado, pide un límite temporal al plazo legal para compensar bases negativos de ejercicios anteriores a cuatro años, asemejando este instrumento al tratamiento que reciben los rendimientos de capital inmobiliario negativos o las pérdidas patrimoniales incurridas por la venta de acciones en el IRPF.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Respecto a las sicav (sociedades de inversión de capital variable), llaman a profundizar las medidas ya abordadas en la última ley antifraude, en la que ya se fijó un mínimo de inversión de 2.500 euros. Su propuesta es poner un tope de concentración de capital en manos de un mismo accionista para asegurar su carácter de inversión colectiva y establecer un máximo de permanencia para las plusvalías acumuladas de cuatro años.

También pide cambiar la regulación de las socimis y acabar con ventajas fiscales de estas sociedades, como reducir la bonificación del 95% que este tipo de empresas cuentan en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

GESTHA PIDE "MOVER LA LUPA" EN EL CONTROL DEL FRAUDE

Además de Unidas Podemos, también ha llamado a actuar contra este tipo de agujeros el presidente de los técnicos de Hacienda (Gestha), Carlos Cruzado, que ha denunciado el "erial" que desde la propia Agencia Tributaria detectan en el control de este impuesto, exigiendo actuar contra el fraude y la elusión.

En este sentido, ha lamentado que tras la última ley impulsada desde Hacienda "a la hora de la verdad no se contempla una reorganización necesaria para actuar contra el gran fraude", al estar lastrada por un "déficit de efectivos", no ya respecto a la media europea, sino a la mayoría de países de la OCDE, y también al propio funcionamiento de la Agencia.

Además de pedir mayores competencias para los técnicos del cuerpo, a través de la creación de un cuerpo superior. Cruzado ha pedido "desplazar la lupa" del control, modernizar las estrategias y establecer "un régimen eficaz de exigencia de responsabilidades a los gestores públicos".

INTERMON OXFAN ESTIMA UN COSTE DE 5.000 MILLONES POR LOS 'AGUJEROS'

Por otra parte, la abogada responsable de Justifica Fiscal de Oxfam Intermón, Susana Ruiz, ha señalado que, pese a suponer un avance, el mínimo efectivo del 15% en el Impuesto sobre Sociedades "se queda muy corto" por una "letra pequeña" plagada de exenciones y un coste que desde su organización estiman en 5.000 millones de euros para el sistema tributario español.

Ruiz ha señalado la necesidad de cambiar un modelo fiscal internacional pensado para una economía del siglo XX, actuar contra las ventajas que permiten la elusión de impuestos por parte de las grandes multinacionales y, desde la acción española, impulsar criterios más exigentes que los actuales contra los paraísos fiscales, ya que ve una lista "insuficiente" que deja fuera tanto a países europeos como Países Bajos, Luxemburgo o Irlanda, pero también a otros reconocidos como tal en el resto del mundo.