La tensión política en Irán, los recortes de producción de la OPEP y la caída de los inventarios en Estados Unidos ha provocado que los inversores centren sus miradas en el petróleo tras marcar nuevos máximos.

Parece que el petróleo ha comenzado el año con un rally situándose a niveles de noviembre de 2014. Esto último debería de alegrar a los países de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), sin embargo algunos de ellos se muestran reticentes y cautelosos al tener por delante diferentes frentes abiertos que podrían afectar al precio del crudo.

La organización explicó en la última semana a la agencia Reuters que un repunte prolongado del precio del petróleo estimularía una mayor producción en Estados Unidos.

Y así fue. El pasado martes la EIA (U.S. Energy Information Administration) comunicó que la producción de crudo superará los 10 millones de barriles por día el mes que viene y podría seguir aumentando en 2019.

Esto, tal y como explicó en un comunicado la agencia, supone un récord histórico. Es necesario remontarse a 1970 cuando la producción era de 10.04 millones de barriles al día aunque años más tarde disminuyó, viéndose el país obligado a depender cada vez más del crudo importado.

 

 

Recorte de la producción de crudo

La decisión por parte de Estados Unidos llega después de que la OPEP junto con Rusia y otros países acordasen recortar la producción en noviembre. El objetivo de esto último es reducir el exceso de oferta y por tanto, controlar el precio del mismo.

Otro de los frentes a los que prestar atención en relación al petróleo es Irán, el tercer mayor productor de petróleo de la OPEP. Las protestas en la república islámica después de la muerte de una veintena de personas comenzaron en la ciudad de Mashhad pero rápidamente se propagaron por otras ciudades incluyendo Teherán.

Esto último ha provocado un impulso en el precio del petróleo. No obstante, parece que por el momento, las exportaciones de crudo no se han visto afectadas.

La importancia del crudo así como de su precio es muy significativa ya que “es una materia prima imprescindible para mantener nuestro modo de vida actual, de ahí su importancia estratégica” explica Tomás García Purriños en una de sus clases del máster de inversión y trading on-line de Estrategias de Inversión.

Advertencias de los analistas para 2018

Debido a todo lo anterior, analistas de Reuters advierten sobre el recalentamiento del mercado del petróleo en el que ha subido más de un 13% desde principios de diciembre.

Y no parece que vaya a parar ahí. Tal y como explica José Luis Cava a Estrategias de Inversión, al petróleo aún le queda recorrido. “Si el precio está en una estructura alcista lo más lógico es que siga subiendo” añade.

Esta opinión es compartida por el analista independiente, Ramón Bermejo quien afirma que “existe un elevado riesgo de que este escenario alcista tenga lugar

Así lo corroboran los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión sobre el petróleo, al cual le otorgan una puntación de 9 y una tendencia a medio y largo plazo alcista.