La semana pasada el dólar perdió un 1% ante la interpretación laxa de los inversores de las actas de la reunión de la Fed. Esto llevó a la onza de oro denominada en dólares a ganar un 2%, siendo impulsada además por la crisis financiera de Grecia. El laberinto sin salida de las negociaciones de la deuda griega podría valorizar al metal precioso aún más. Ante los vencimientos de pagos que enfrenta este mismo mes, la situación financiera en dicha nación nunca fue más precaria. 

No obstante, los mercados financieros se mantienen optimistas, ya que confían que hoy mismo se cierra un acuerdo. Igualmente, se debe estar muy atento a una revalorización de la variable riesgo en caso de que no se llegue a un acuerdo. Bajo este eventual escenario, es probable que el oro se re-posicione como el activo tradicional de protección. De todos modos para sorpresa de muchos, su demanda viene brillando por su ausencia.


Los inversores retiran capitales del grupo de los metales del platino ante la caída de sus precios. La semana pasada los inversores retiraron de los ETPs largos sobre platino un total de $8.7 millones y $5.0 millones de los ETPs largos sobre paladio, ante la caída de un 1.8% y 2.9% de sus precios respectivos. Aunque el aumento de las ventas de automóviles puede no estar siendo tan fuerte como lo fue un año atrás, la caída de lo precios del sector energético deberían respaldar las ventas, especialmente de los vehículos más grandes que requieren mayores cargas de platino y paladio en sus autocatalizadores.



Asimismo, a medida que el mercado se adentra en la “época de huelgas” de Sudáfrica, la oferta minera de metales podría contraerse. Creemos que en el mercado el pesimismo es excesivo y por ello existe una oportunidad táctica para aquellos inversores que puedan tolerar la volatilidad de corto plazo. Los inversores colocan capitales en las materias primas agrícolas atraídos por las gangas. Tres de las mayores cinco entradas de capitales de la semana pasada fueron a parar al sector de materias primas agrícolas. La caída del real provocó declives en el café y el azúcar por un 2.5% y 3.4% respectivamente, mientras que las condiciones climáticas favorables vienen ayudando (por el momento) a las cosechas en Brasil. Tras haberse apreciado a principios de mes debido a las precipitaciones excesivas en los EE.UU, el trigo cayó un 3.2% debido a las mejoras del tiempo que le han seguido. Las condiciones climática siguen siendo un factor clave en el sector agrícola, donde el aumento de las probabilidades sobre una prolongación del efecto de El Niño hasta fin de año, incrementa el riesgo a que se dañen los cultivos. Algunos inversores encuentran en esta caída de precio un punto de entrada táctico. En los ETPs largos sobre trigo, se colocaron $5.4 millones (el mayor nivel en seis semanas), en los ETPs largos sobre azúcar, $4.9 millones (el mayor nivel en trece semanas), y $5.1 millones en los ETPs largos sobre café (el mayor nivel en cuatro semanas).

Por su parte los inversores colocaron $9.6 millones en una amplia cesta de activos agrícolas, lo que representa el mayor nivel en cinco semanas. Estas colocaciones reflejan el amplia interés que existe en este sector, el cual intenta recuperase de la caída del año pasado. Los ETPs largos sobre crudo registran la primera entrada de capitales neta en doce semanas. Aunque los contratos largos registraron la primera entrada de capitales en doce semanas, la totalidad de la misma fue a parar al mercado del WTI ($5.6 millones); del Brent continuaron saliendo capitales, por un total de $0.3 millones. Asimismo la caída de precio de la semana pasada de este último fue más pronunciada (-1.3%) que la del WTI, que solamente perdió un ---0.5%. A muy corto plazo vemos al crudo cayendo debido al optimismo excesivo, lo que llevará posteriormente al mercado a reconocer el ritmo al cual verdaderamente la oferta se viene ajustando. De todos modos hacia más adelante, contemplamos una recuperación, a medida que los productores que operan con elevados costes fuera de los EE.UU, realizan recortes de producción más realistas.

Los eventos claves de la semana. Esta semana los inversores continuarán prendidos a la saga de la deuda griega, listos para comprar oro en caso que aumenten los riesgos de que suceda el “escenario D”. En otro orden de asuntos, para ver cómo evoluciona la demanda de materias primas en las economías más grandes del mundo, se estará atento a la publicación de los PMI del sector manufacturero de EE.UU y China.