El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones estudiará las aportaciones presentadas este lunes por las asociaciones de autónomos, en respuesta a la propuesta realizada la semana pasada por la cartera dirigida por José Luis Escrivá, relativas a la reducción de las cuotas para este colectivo, según han informado fuentes del Ministerio.

La reunión de este lunes "ha resultado muy productiva", como apuntan desde la Seguridad Social, y la mesa de diálogo social volverá a citarse el próximo lunes para seguir avanzando en el nuevo sistema de cotizaciones para los trabajadores por cuenta propia.

El presidente de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), Eduardo Abad, ha coincidido con el Ministerio en que el encuentro de este lunes ha tenido "buenos avances", con las propuestas de las distintas asociaciones de autónomos.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

"Por parte de UPTA, tenemos claro que este sistema tiene que bajar el nivel de exigencia contributiva a los autónomos que menos rendimientos económicos tienen anualmente y que hay que repartir la carga de la diferencia que va a significar entre ese 1,4 millones de autónomos que están por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que van a ver cómo se baja su aportación a la Seguridad Social, y los que tienen mejores condiciones económicas y que, por lo tanto, van a tener que hacer un esfuerzo contributivo superior", ha dicho Abad.

El presidente de UPTA ha insistido en la situación de esos 1,4 millones de autónomos que tienen rendimientos por debajo de los 700 euros, sobre los que se aportará más documentación en la reunión del lunes para "poner en marcha los cimientos del nuevo sistema de cotización".

En la reunión de la semana pasada, la Seguridad Social presentó a los autónomos una propuesta que contemplaba una reducción de las cuantías en los tramos más numerosos, para los trabajadores que tienen rendimientos de entre 900 y 1.500 euros. También recogía otras peticiones de este colectivo, como la modificación del concepto de rendimientos netos y la posibilidad de descontar algunos gastos a los trabajadores autónomos.

La Seguridad Social planteó la posibilidad de introducir mejoras en el cese de actividad ordinario y la creación de una extraordinaria, similar a la introducida con la nueva reforma laboral.