La firma de chocolates belga Guylian se encuentra en un "exhaustivo" proceso de modernización de su marca, según ha informado la enseña, que está presente con sus chocolates en 120 países de cuatro continentes y que ha apostado por renovar su 'packaging' y por mejorar su receta.

Además, la compañía refuerza su responsabilidad con el medio ambiente y ambiciona convertirse en líder en sostenibilidad en la industria del chocolate.

"Al cambiar nuestro diseño e imagen de marca, queremos presentar a un 'target' más amplio el sabor inigualable de nuestros chocolates. El envase tendrá un aspecto más actual y renovado, sin renunciar a su carácter lujoso", ha explicado el consejero delegado de Guylian, Tom Snick.

De esta forma, Guylian va a optar por una gama de productos más limitada, pero que estará disponible durante todos los meses del año. Pondrá el foco en sus 'caballitos de mar', así como en las denominadas 'Tentaciones' (caballitos de mar envueltos individualmente) y en las tabletas de chocolate.

El 'packaging' para el 'duty-free' también cambiará su diseño y cuya nueva imagen estará disponible en el comercio minorista a partir de abril.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

En esta nueva etapa, la chocolatera belga también reforzará su apuesta por la sostenibilidad. "Queremos marcar la pauta para todas las marcas de chocolate. Guylian elige conscientemente jugar un papel pionero al apostar por la sostenibilidad en términos de materias primas, packaging, emisiones de CO2 y comercio justo", ha explicado Snick.

De esta forma, Guylian se compromete a trabajar al 100% con cacao con sello Fairtrade de Comercio Justo. La compañía ofrece a sus proveedores un precio fijo y garantizado de cacao, convirtiéndose así en la mayor compañía belga de chocolate con sello de comercio justo. Además, todos los nuevos envases han sido diseñados para ser totalmente reciclables.

La enseña también está buscando nuevas formas de reducir aún más el consumo de papel y plástico. Desde este año, la fábrica en San Nicolás de Flandes es completamente neutra para el clima.

Además, la firma ya no utiliza aceite de palma o soja en el proceso de producción de los chocolates para evitar la deforestación.

"Nuestra fuerte conciencia de marca y nuestro producto icónico han sido durante mucho tiempo el motor de nuestra firma. Al darle un toque moderno, queremos atraer a un público más amplio y convertirnos en una marca aún más querida. En Guylian, producimos 800 millones de chocolates al año, que viajan por todo el planeta. Con esta modernización de nuestra marca, nuestro chocolate único y nuestro fuerte compromiso con la sostenibilidad, queremos convertirnos en el chocolate favorito por todos", ha asegurado el consejero delegado de la firma.