La actividad hostelera creció un 24% en el año 2021, tras el desplome de 2020, alcanzando una facturación de 5.200 millones de euros según datos de DBK Informa.

El sector comienza a experimentar una progresiva recuperación de las ventas, ante la relajación de las limitaciones a la hostelería y la reactivación del consumo privado y la actividad turística.

Los datos provisionales del estudio 'Mayoristas de Alimentación para Hostelería' reflejan este incremento en la actividad tras el parón del año anterior. Las empresas mayoristas de alimentación para hostelería experimentaron en 2020 una contracción del 42,5% de sus ingresos, hasta situarlos en 4.200 millones de euros, debido al desplome de la hostelería y restauración, y el descenso del consumo privado y de la actividad turística.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

El número de empresas mayoristas de alimentación descendió ligeramente en comparación con el año anterior. A fecha de enero de 2021 se contabilizan 41.736 negocios en España, un 2,3% menos que en el mismo mes de 2020.

CRECIMIENTO MODERADO DE LOS NEGOCIOS 'CASH & CARRY'

El negocio de los establecimientos 'cash & carry' experimentó un crecimiento próximo al 5%. Este tipo de negocio sufrió en 2020 una caída menor al conjunto del sector mayorista hostelero, con un descenso del 13,6% y una facturación de 3.480 millones de euros.

Frente a la fuerte atomización del negocio mayorista de alimentación, los establecimientos 'cash & carry' presentan un alto grado de concentración del negocio. Así, los cinco primeros competidores reunieron en 2020 el 62,5% del negocio total generado en el mercado español por este tipo de establecimientos.