La Asociación Española de Productores de Huevos (Aseprhu) y la Federación Española de Productores de Huevos y Ovoproductos (Federovo) han reclamado al Ministerio de Agricultura que se incluya al sector del huevo entre los beneficiarios de la ayuda excepcional para los productores de los sectores agrarios, aprobada por la Comisión Europea el pasado mes de marzo, según han informado en un comunicado.

En concreto, los productores de huevos, que no figuran entre los beneficiarios de las ayudas que se relacionan en el texto del proyecto de Real Decreto del Ministerio, denuncian la ausencia de la avicultura de puesta en estas ayudas y lo considerán un "revés adicional", que muestra una "clara falta de sensibilidad" hacia este sector por parte de las administraciones.

"No entendemos que los productores de huevos queden fuera en esta lista, y menos aún a la vista de los datos que dispone el Ministerio sobre la realidad económica de nuestro sector y las exigencias

regulatorias inminentes y específicas a las que debe hacer frente. Reclamamos que el Ministerio revise el texto presentado y lo modifique, incorporando las ayudas a los productores avícolas de puesta en la

lista de sectores beneficiados", ha indicado la directora de Aseprhru, María del Mar Fernández.

Según señalan los indicadores económicos trimestrales publicados por el Ministerio recientemente, la incidencia del aumento de los costes de producción, así como la dificultad para repercutirlos a lo largo de la cadena, es prácticamente la misma en el sector de la avicultura de puesta que en otros sectores contemplados en las ayudas.

De hecho, la evolución de los precios del pienso y de los márgenes brutos de la avicultura de puesta en 2022 respecto de la medida de los últimos cinco años es de -72,18%, un descenso muy superior al de otros sectores como la avicultura de carne, donde el descenso ha sido del 30,44%.

Asimismo, el sector del huevo recuerda que está inmerso en un proceso de reconversión hacia sistemas de producción sin jaulas, que le obliga a hacer unas inversiones extraordinariamente elevadas, estimadas en unos 1.000 millones de euros, sin que se hayan contemplado las ayudas previstas y recomendadas por la Comisión Europea en el Plan Estratégico de la PAC 2023-27 presentado a Bruselas para España.

Asephru y Federovo reconocen que las ayudas previstas son muy inferiores a las pérdidas sufridas por el sector, por lo que no salvarán la cuenta de resultados de las empresas, pero demandan estar incluidos en estas ayudas, reconociendo así las dificultades específicas que afronta el sector, además de las que comparte con los restantes productores ganaderos afectados también por las distorsiones derivadas de la situación de los mercados de materias primas y energía, agravadas por la invasión de Ucrania.