El plan 'La Palma Renace', una iniciativa conjunta del Gobierno central y el canario para reactivar la economía de la isla tras la erupción y a través del turismo, se ha presentado este lunes en la isla con un primer paquete de inversión de 9,5 millones para lanzar al mercado bonos turísticos y mejorar la conectividad aérea.

Los detalles han sido presentados en rueda de prensa por el secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés; la consejera de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, Yaiza Castilla; el consejero de Turismo del Cabildo, Raúl Camacho, y el gerente de Promotur, José Juan Lorenzo, quienes han incidido en que el turismo será un sector clave de la recuperación de la isla junto a la agricultura.

El programa de bonos, ha señalado Valdés, empieza este mes de febrero con un presupuesto de 5,6 millones, cubierto a partes iguales por ambas administraciones, y que comprende un total 20.000 a razón de 250 euros cada uno.

Los bonos se alojarán en tarjetas de débito digitales y servirán para costear alojamientos reglados y empresas de turismo activo a lo largo de 2022 que se inscriban previamente en el programa y cuyo plazo de inscripción arranca este martes.

La experiencia turística se podrá empezar a disfrutar a partir del 15 de febrero.

(Habrá ampliación)