Duro Felguera se ha desplomado un 9,71% en Bolsa, después de que trascendiese que había solicitado una línea de crédito de 36 millones de euros a sus bancos acreedores y que solo dispondría de liquidez para acabar el año.

Las acciones de la ingeniera asturiana han cerrado a 0,77 euros por título, mientras que ayer se intercambiaban a un precio de 0,86 euros.

Este jueves se ha conocido que el consejero delegado de la compañía, Javier Argüelles, ha pedido a su banca acreedora una línea de financiación de 36 millones de euros, un periodo de carencia por un año para el pago de los intereses de la nueva financiación, así como el aplazamiento hasta octubre de 2023 de la amortización de cinco millones de euros correspondientes a uno de los préstamos que firmó en 2021 con las entidades financieras.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Esta situación se produce después de que Duro Felguera haya recibido un apoyo financiero público de 120 millones de euros por el Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas (FASEE), de seis millones de euros por parte del Principado de Asturias, y de que acordase con el sindicado bancario la refinanciación de la deuda por un importe de 85 millones de euros.

Argüelles ha basado su petición de esta nueva línea de crédito en las nuevas circunstancias, como la persistencia de la pandemia de Covid-19 en los dos últimos años, la guerra en Ucrania, la elevada inflación, los cortes en las cadenas de suministros y el conflicto entre España y Argelia, que estarían retrasando y dificultando la continuación de ciertos proyectos y de los objetivos contemplados en su plan de viabilidad para el periodo 2021-2027.

'El Confidencial', que adelantado la noticia, ha indicado que Duro Felguera dispone solo de 44 millones de euros en caja y que contaría con liquidez únicamente hasta finales de año.