Puntos importantes:
 
 Dice que las proyecciones son crecimiento del PIB del 0,8% en 2014 y de 1% en 2015. Inflación de 0,5% en 2014 y 0,7% en 2015 Dice que aquí aún no se ha incorporado la caída del petróleo reciente.

Asegura que las medidas no convencionales significan alterar el tamaño y ritmo de los estímulos. Vuelve a decir lo de siempre que tiene unanimidad para tomar medidas adicionales si fueran necesarias. Si fueran necesarias, esta es la clave con la que Draghi hace malabarismos, y puede no esté diciendo del todo la verdad. Dice que se han acelerado los trámites para tomar estas medidas.

Dice que se han comenzado los trabajos para tomar nuevas medidas en el caso de que sean necesarias, es decir, balones fuera y nada de QE por el momento, lo que sienta como un tiro al mercado.

Dice que hay que estar atentos a la bajada del precio del crudo por si se incrusta en los bajos niveles de inflación subyacente y van a vigilar los efectos secundarios de la bajada.

Ha dicho, recuerdo que para la QE es necesario consenso, pero no se necesita unanimidad, y el BCE tiene un mandato, en relación con que tienen que hacer algo con la inflación. Hablando claro, esto es muy positivo para el mercado, porque lo que acaba de decir es puedo aprobar la QE sin los alemanes. Esa es la parte buena, la mala, es que no tiene el acuerdo con los alemanes. A ver como se lo toman las bolsas.

Constancio del BCE dice que no se ha tomado ninguna decisión sobre la QE

Lo que estamos viendo ya encima de la mesa en los mercados financieros es simple y llanamente una recogida de beneficios de la especulación que hemos tenido durante los últimos días acerca de que en la reunión de hoy podría aparecer el famoso programa cuantitativo.

Los más beneficiados siempre ha sido los mercados de la periferia y dentro de España, la banca mediana y las constructoras.

Los dos sectores anteriores suelen ser los beneficiados ya que si hay una mejora de los precios y de la estabilidad compradora de una entidad tan grande, los bancos medianos y grandes de España que están cargados de deuda pública, tendrían más estabilidad en la calidad en dichas carteras. Por lo que respecta a las constructoras, tener una deuda pública con muy baja rentabilidad, asegura que también haya más tranquilidad a la hora de enfrentarse a refinanciaciones.
 
 
Pues bien, como hemos estado en la parte alta del lateral y con el futuro del índice alemán en los 10000 puntos, ahora mismo todo el mundo está descargando aquello que compró para subir hasta aquí arriba.

El euro se está alejando de los mínimos de este mes intentando dejar una envolvente alcista que podría ser el comienzo de un pequeño rebote y que debemos estar atentos.

En la deuda pública también estamos observando recogidas de beneficio con subidas de tipos bastante importantes en toda la periferia pero crecía no está siguiendo esta tendencia tan acusada porque siguen beneficiada de la posible extensión del programa de rescate.

Sin embergo, Draghi ha dicho que el año que viene van a revisar todas las medidas tomadas y ver cómo anda la economía, así que parece que se ha retrasado pero no descartado el QE.

La bajada inicial parece totalmente desproporcionada, y está claro que había más de los que lo reconocían que habían comprado en plan billete de lotería por si salía por sorpresa QE. Por cierto impresionante el barrio de stops antes de caer, lo que nos recuerda que es muy mala idea, pero que muy mala operar, con stops en medio de las noticias, hay que dejar pasar un tiempo antes de meterse en líos