La Asociación de Usuarios Financieros (Asufin) ha valorado de forma positiva la actualización del protocolo bancario para mejorar la atención a las personas mayores, con nuevas medidas como la ampliación del horario de caja o una mayor formación a colectivos en riesgo de exclusión financiera, si bien ha indicado que estará "vigilante" para que se implementen "de forma adecuada.

La presidenta de la asociación, Patricia Suárez, ha ofrecido su valoración en la sede del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, tras mantener una reunión previa con la vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, y su equipo, en la que también han estado presentes Carlos San Juan, el impulsor de la campaña en change.org 'Soy mayor, no idiota' y la Plataforma de Mayores y Pensionistas.

En concreto, ha destacado uno de los anuncios realizados en dicha reunión, como es el impulso definitivo que se le dará por fin a la Autoridad de Defensa del Cliente Financiero. "Ya era hora de que este proyecto, sucesivamente aparcado por los distintos ministerios, vaya a ser una realidad; solo esperamos que la condición esencial de independencia se cumpla para que sirva realmente a los usuarios", ha afirmado.

También ha valorado positivamente el resto de las medidas anunciadas, "pero a partir de este momento, toca estar vigilantes para que se implementen de forma adecuada".

A este respecto, se ha referido a la creación del Observatorio para la Inclusión Financiera al considerar que este organismo tuviese un "carácter más amplio" e incluyese a reguladores y a los consumidores financieros.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

"TOMADURA DE PELO"

Por el contrario, la Asociación para la Defensa de Consumidores y Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) ha calificado de "tomadura de pelo" el protocolo y de "inexplicable" que tanto el Ministerio de Asuntos Económicos como el Banco de España "respalden una serie de medidas de mero 'social washing' para el sector".

Sin todavía analizar "todo el detalle" de las medidas anunciadas hoy, Adicae considera que las iniciativas propuestas "no pasan del lavado de imagen para superar la inquietud y protesta ciudadana frente a las prácticas del sector".

Ha señalado, además, el carácter "engañoso" del protocolo, ya que la ampliación del horario de "servicios de caja" es respecto a "la prestación 'en ventanilla o en cajero'".

También ha indicado que medidas como la formación del personal para atender a las personas mayores o dedicar empleados a ayudarles en el uso de los cajeros "generan más riesgos que soluciones": "Empleados marcando el 'pin' de la tarjeta del usuario, o que venden al consumidor el producto de turno (el mayor exponente fueron las preferentes) en base a una 'especial atención y confianza'", ha añadido.

"La banca ha vuelto a aplicar el mantra 'todo para los consumidores, pero sin los consumidores', en este caso bajo el paraguas del Ministerio de Economía y el Banco de España, obviando cualquier debate con los consumidores y sus organizaciones e intentando legitimar el acuerdo invitando a su firma a una organización de abogados, carente además de ninguna representatividad, pero que con gran prestancia ha acudido a cooperar con esta estrategia de marketing engañoso de todo un sector", ha concluido Adicae.