La aseguradora alemana Allianz registró un beneficio neto atribuido de 6.610 millones de euros en el conjunto de 2021, lo que supone un descenso del 2,95% frente a las ganancias contabilizadas durante el año precedente, según se desprende de la cuenta de resultados que ha publicado este viernes la empresa.

Los ingresos entre enero y diciembre alcanzaron los 148.511 millones de euros, un 5,7% más. Por segmentos de negocio, los ingresos procedentes del segmento de Hogar y Accidentes crecieron un 4,8%, hasta 62.272 millones de euros, mientras que la rama de Salud y Vida se elevó un 5,8%, hasta 78.348 millones. La división de gestión de activos contabilizó unos ingresos de 8.403 millones de euros, un 14,2% más.

Las reclamaciones y beneficios cobrados por los asegurados supuso un gasto de 57.121 millones de euros, un 0,1% más que en 2020. De su lado los cambios operativos en reservas para contratos de seguros e inversiones se elevaron un 5,9%, hasta 13.766 millones de euros.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Allianz contabilizó durante el año pasado unos gastos operativos y administrativos de 27.398 millones de euros, un 2,9% más, mientras que los costes de tasas y comisiones avanzaron un 24,2%, hasta 5.000 millones.

Únicamente en el cuarto trimestre de 2021, Allianz se anotó unas pérdidas netas atribuidas de 292 millones de euros, frente a los beneficios de 1.817 millones del mismo periodo del año anterior. Al tiempo, la facturación fue de 38.409 millones, un 8% más.

El consejo de administración de la compañía ha indicado que propondrá a la junta de accionistas repartir un dividendo de 10,8 euros por acción, lo que supone un 12,5% más que un año antes. Asimismo, la firma ha anunciado un programa de recompra de acciones para el presente año de hasta 1.000 millones de euros.