La plataforma de alquiler turístico Airbnb cerrará su negocio doméstico en China este verano, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras.

La compañía, en el país desde 2016, cerrará sus divisiones de alquiler de viviendas turísticas y experiencias, pero mantendrá una oficina para centrarse en viajes al extranjero, según la cadena norteamericana CNBC.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Airbnb ha tenido que afrontar un aumento de la competencia en el país asiático y, si el segmento ya era costoso y complejo de operar, la pandemia ha empeorado estos problemas y ha aumentado su impacto, asegura el medio citado.

Las estancias en China en la plataforma han representado aproximadamente el 1% de los ingresos en los últimos años, recoge la misma fuente.

Airbnb cerró el primer trimestre del año con unos ingresos de 1.500 millones de dólares (1.425 millones de euros), un 70% más que un año atrás y un 80% más que en el primer trimestre de 2019, según el último balance de la empresa, de este mes.