La compañía obtuvo un beneficio de 59,8 millones de euros en el primer semestre del año, una cifra casi idéntica a la del mismo periodo del año anterior. En el segundo trimestre las ganancias se han acelerado hasta 32,6 millones.
 
Las ventas de Viscofán en los primeros seis meses del año han caído un 3,8% para situarse en 356,9 millones de euros debido a la debilidad del mercado en Latinoamérica. En el mercado brasileño se han producido caídas de ventas de doble dígito. Además también ha sido negativo el descenso en los ingresos de cogeneración derivados de los bajos precios del pool del mercado mayorista. Por otro lado, también han pasado factura a estas cuentas la debilidad de las divisas americanas.
 
Sin ese efecto divisa se hubiera notado el incremento de los volúmenes en Norteamérica, Europa y Asia y los ingresos hubieran crecido un 0,5% con respecto al primer semestre del año anterior.
 
Según ha explicado José Domingo de Ampuero y Osma, presidente del Grupo Viscofan, “la presencia global de Viscofan y la mejora de su portfolio productivo nos ha permitido seguir creciendo de manera orgánica en los principales mercados de envolturas con la excepción de Latinoamérica. En este contexto de debilidad del comportamiento en Latinoamérica y las divisas hemos mantenido nuestros objetivos de crecimiento en resultado neto, y ajustado a la baja nuestras expectativas de crecimiento en ingresos y EBITDA. En cuanto a la actividad del Grupo, los planes de inversión siguen progresando favorablemente conforme a las perspectivas de crecimiento en el medio plazo establecidos en nuestro plan estratégico ‘MORE TO BE 2016-2020’ ”.

viscofán